+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

La nueva joya de Perlas

  •  
  •  

    JAUME PUJOL-GALCERANJAUME PUJOL-GALCERAN 09/11/2004

    Carlos Moyá, Albert Costa y, a partir de la próxima temporada, el argentino Guillermo Coria. Desde que salió del CAR de Sant Cugat en 1997 para acompañar a un jovencísimo Moyá en su aventura profesional, a Josep Perlas (Barcelona, 1960) no le han ido mal las cosas en el mundo del tenis.

    Su primer trabajo fue pulir una perla mallorquina que sorprendió a todo el mundo al alcanzar la final del Abierto de Australia en su primera aparición en el torneo y que en apenas dos años ganó Roland Garros (1998) y se colocó número uno del mundo (1999), entre otros cosas. El segundo trabajo de Perlas fue pulir un diamante en bruto que se acercó a él para mejorar un juego que todos alababan pero con el que no acababa de conseguir los grandes éxitos que soñaba. A su lado, Albert Costa logró la Copa Davis (2000) y Roland Garros (2002).

    Difícil decisión

    La nueva joya que ha caído en manos de Perlas se llama Guillermo Coria, el mejor jugador argentino, número seis del mundo y que acaba de salir de una lesión de hombro. El acuerdo se formalizó el pasado sábado, apenas dos días después de que Perlas supiera que Albert Costa había decidido no seguir a su lado. "Me dijo que se le hacía difícil trabajar conmigo y que ya no aprovechaba mis consejos... La verdad es que me sorprendió su decisión", aseguró ayer Perlas. Además de la de Coria, el técnico tenía una oferta para trabajar con el madrileño Fernando Verdasco. "Pasé varias noches sin dormir, dándole vueltas a mi decisión".

    Coria anunció ayer oficialmente el acuerdo en su web. "Me decidí por Josep porque tengo muy buena relación con él. Me parece una gran persona, y eso es fundamental, pero además es un tipo muy trabajador, con un historial de éxitos que lo avalan y con quien espero ganar Roland Garros, ser número uno del mundo y llevar la Copa Davis a Argentina", decía el argentino. La misión que le espera a Perlas es todo un reto. "Estoy acostumbrado a los exámenes diarios. Coria tiene una gran ilusión y ha demostrado una gran confianza en mí", aseguró Perlas, que seguirá como técnico de la Copa Davis (el G-3 dará hoy el equipo español ante EEUU) y que empezará a trabajar con Coria en Barcelona tras la final de Sevilla.

     
     
    Escribe tu comentario

    Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
    Accede con tu cuenta o regístrate.

    Recordarme

    Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

    Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla