+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

FÚTBOL SALA

Pelea hasta el pitido final

El Fútbol Emotion tira de orgullo ante el Barça, pero no le llega para puntuar en el debut de Santi Herrero

 

Javi Alonso trata de marcharse del visitante Daniel. - NURIA SOLER

EL PERIÓDICO
11/01/2020

El Fútbol Emotion Zaragoza vivió uno de sus partidos más frenéticos ante el segundo clasificado, el Barça, pero se quedó a las puertas de puntuar en el redebut de Santi Herrero en el banquillo del conjunto aragonés. Tras una primera mitad a remolque y siendo claramente superados, los zaragozanos tiraron de orgullo y del buen juego de cinco para ponerse a solo un gol (5-6), pero los azulgranas mataron el duelo en una contra culminada por Adolfo y maquillada con una falta directa a la escuadra de Retamar (6-7).

Dyego, Aicardo y Marcenio pusieron el partido muy cuesta arriba en los primeros instantes. El dominio de la pelota era de los visitantes, aunque en los siguientes minutos el club maño tuvo algún acercamiento peligroso. Fue entonces cuando llegó el primer gol del Fútbol Emotion con un tanto de Esteban aprovechando un rechace. Antes del descanso, Dyego subió el cuarto al marcador, Tejel fue expulsado por doble amarilla y Daniel aprovechó la superioridad para sumar el quinto gol azulgrana.

En los minutos finales hubo locura. Tabuenca acortó distancias en un balón repelido por Dídac y cuando los de Santi Herrero salieron de cinco, una desafortunada jugada acabó con el 2-6 de Rivillos. A partir de ahí empezó a crecer la esperanza aragonesa. Javi Alonso marcó enseguida tras una bonita jugada trenzada, Adolfo introdujo el cuero en su propia puerta y Esteban terminó de ponerle emoción al encuentro, también con portero-jugador.

Pero poco duró la alegría, porque una contra de Adri Ortego acabó en gol en la portería contraria en una transición culminada por Adolfo. Por último, a dos segundos del final, Retamar puso una falta directa en la escuadra. Los aragoneses, a pesar de caer, siguen fuera del descenso.