+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

CARTAS DESDE EL KARAKORUM

Los pies del Gasherbrum

  •  

    07/06/2004

    Desde nuestra llegada al valle que conduce hacia el glaciar del Baltoro, hemos podido disfrutar, como siempre, de magníficos lugares, así como de una amabilidad y cortesía de las que sólo la raza Baltí puede hacer gala. Esta tierra dura y salvaje ha forjado personas a su imagen y semejanza. Son gentes austeras, pero que ofrecen a los visitantes su más amable sonrisa y suelen acabar solucionando todos los terribles problemas que traemos los occidentales. No cabe duda que vivir en esta zona del planeta sólo esta al alcance de estas personas, con una entereza mental digna de elogio.

    Poco a poco hemos ido cumpliendo las etapas previstas, de tal forma que ahora ya nos encontramos en el corazón de este grandioso glaciar de Baltoro. Esta lengua de hielo y roca, de más de 80 kilómetros, será nuestra senda hacia el pie de los Gasherbrum. Hemos llegado pronto y por tanto, hay poca gente todavía. No obstante, es el año del 50 aniversario de la primera ascensión del K-2. Para celebrarlo, los italianos, primeros ascensionistas, han preparado un intento de ascender de nuevo hasta su cumbre. Nada puede fallar, por lo que se ha diseñado una estrategia de asedio para asegurar la cima. De hecho, ya están trabajando más de 15 sherpas, fijando cuerda y preparando la ruta, para que, cuando lleguen los escaladores (más de 20), nada falle. Esto va a atraer también a numerosos escaladores, que buscarán aquí su oportunidad de ascender al K-2. Muchos de ellos, por sí mismos, saben que nunca lograrían la tan ansiada cima. Qué mayor oportunidad que ésta para lograr un triunfo fácil. Eso sí, si éste, al final llega, nos cansaremos de escuchar relatos aterradores sobre ascensiones en solitario, por otra nueva ruta o en tiempo récord y sin apoyos.

     
     
     
  •