+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CICLISMO

Pioneros siglo y medio después

Los ciclistas aragoneses celebran el sábado el 150 aniversario de la primera actividad ciclista española que tuvo lugar entre Huesca y Zaragoza

 

Cartel del aniversario. -

Ángel Giner Ángel Giner
16/03/2018

El próximo día 22 se cumplen ciento cincuenta años de la primera actividad ciclista española. En concreto se conmemorará el gran recorrido en bicicleta que en 1868 realizaron los oscenses Mariano Catalán y Gregorio Barrio, en un desplazamiento que les llevó de Huesca a Zaragoza y regreso (172 Km) con dos velocípedos que había construido el primero de ellos, de profesión herrero.

Mariano Catalán no fue un iluminado sino que puso en orden y aportó una tercera dimensión al dibujo de un velocípedo que se recibió en Huesca en 1867, remitido por Joaquin Costa desde la exposición universal de Paris. En la capital francesa, el herrero reparador de carruajes, Pierre Michaux, ya venía fabricando velocípedos desde hacía seis años aunque sin gran éxito promocional y fundamentalmente como objetos de recreo más que como un medio moderno de locomoción. A Michaux se le considera el inventor de la bicicleta al poner pedales a la rueda delantera de una draisiana.

En Huesca, lamentablemente, Mariano Catalán nunca ha tenido el debido reconocimiento y ha pasado desapercibido, salvo en puntuales artículos de prensa. Desde hace siete años el Pedal Aragonés ha trabajado por la recuperación de esta figura con una labor permanente a través de la marcha cicloturista que lleva su nombre y más recientemente con la biciclásica denominada La Pionera. La madrugada del sábado, en el fin de semana más próximo al aniversario de la gesta de 1868, La Pionera, abierta exclusivamente para ciclistas con bicicletas clásicas, realizará el recorrido Huesca-Zaragoza con bicicletas y equipajes de época partiendo de Huesca a las tres de la madrugada, como los dos pioneros.

Para Adolfo Bello, presidente de El Pedal Aragonés, se trata de un hecho excepcional: «Tenemos una gran riqueza cultural en el ciclismo aragonés y, al mismo tiempo, una lamentable falta de reconocimiento por parte de las autoridades. El trato de la ciudad de Huesca con Mariano Catalán ha sido históricamente decepcionante». La actividad ciclista se complementa con otros actos. «En Huesca, tres ciclistas han trabajado por construir unas réplicas de su velocípedo y aseguran que realizarán el mismo viaje. Por nuestra parte, la treintena de pioneros que vamos a pedalear tendremos una cena previa en la que presentaremos el libro de Ángel Giner Mariano Catalán, el herrero ciclista, o el primer velocípedo peninsular. También presentaremos un sello de curso legal que ha editado Correos para la ocasión».

Destacamos

Galerías de fotos