+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TECNYCONTA ZARAGOZA

La plantilla de la 2015-16 fue la segunda más cara de la historia

El coste de aquel equipo, que cambió de entrenador y varios jugadores, fue de 2.689.734 €

 

Willy Villar y Reynaldo Benito, en la despedida del director deportivo al término de la temporada 2015-16. - ÁNGEL DE CASTRO

RAQUEL MACHÍN
27/10/2017

La plantilla de la temporada 2015-16 fue la segunda más cara de la historia del club, solo superada por la del primer año en la ACB. El total de sueldos y salarios de la plantilla deportiva ascendió ese curso a 2.689.734 euros, únicamente rebasado por los 3.518.760 euros de la 2008-09 aunque muy similar a los 2.658.502 euros de la 2010-11. Son las cifras que recogen las cuentas abreviadas aprobadas por la junta general de Basket Zaragoza 2002 el 27 de diciembre del 2016 con 11 votos a favor y una abstención. El balance de ese curso fue negativo, arrojando unas pérdidas de 697.097 euros.

Esa cantidad supone un aumento con respecto a los cursos anteriores y se explica por el mayor número de cambios a que se vio obligado el club por el mal rendimiento deportivo en la última temporada de Willy Villar en la dirección deportiva. Durante esa campaña, el equipo cambió de entrenador, despidió a Joaquín Ruiz Lorente con su correspondiente indemnización y contrató a Andreu Casadevall, que estaba en el Burgos, a quien poco después acompañó su ayudante Rubén Perelló. También cambió varios jugadores de la plantilla, algo que apenas había sucedido en los años precedentes por motivos deportivos. Los fichajes a mitad de año solían obedecer a lesiones de cierta consideración.

Después del cambio en el banquillo el 23 de noviembre del 2015, rescindió los contratos de Drake Diener (29 de diciembre) y de Halil Kanacevic (5 de enero) que, por diferentes circunstancias, rindieron muy por debajo de lo esperado y de lo que necesitaba el club. Además, se reforzó en diciembre con Viacheslav Kravtsov, un pívot de alto caché, y en enero fichó a Jordan Swing, un exterior que jugaba en Oviedo. La llegada del pívot ucraniano cambió la cara y el rendimiento del equipo, con su correspondiente impacto en las cuentas.

FICHAJES Y RENOVACIONES

Ese verano del 2015 había incorporado a jugadores con salarios importantes como Tomás Bellas y Robin Benzing. Además, renovó dos años a Henk Norel, otros tantos a Joan Sastre –solo cumpliría uno– y una campaña a Stevan Jelovac. Para convencer al serbio el club aragonés mejoró su ficha y amplió su cláusula de rescisión. En total fueron 15 los jugadores que pasaron por el primer equipo aragonés más los cambios en el banquillo. De esta forma, los sueldos y salarios de la plantilla deportiva ascendieron a un total de 2.689.734 euros y, el total de gastos de personal, a 3.195.936 euros. La pasada temporada, la 2016-17, el gasto en la plantilla se situó en torno a los dos millones de euros, también con cambio de entrenador y con una salida y dos fichajes durante esa misma temporada.

No obstante, aún queda lejos del gasto del primer año en la ACB, la temporada 2008-09, que ascendió a 3.518.760,80 euros y que no sirvió para evitar la pérdida de categoría. Aquel descenso supuso la salida del club de García Chápuli, director general, y la llegada de Willy Villar, José Luis Abós y Pedro Enériz. A partir de entonces el club consiguió que el coste de su plantilla se mantuviera entre los dos millones y los dos millones y medio dentro de un presupuesto cada vez más ajustado. Los buenos resultados deportivos ayudaron a conseguir esa estabilidad económica. Sin embargo, la campaña 2015-16 ya no funcionó tan bien en la pista y eso acabó obligando al club a gastar más dinero para evitar males mayores.

Destacamos

Galerías de fotos