+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REPORTAJE

Las raquetas vienen del futuro

  •  
  •  

    Javier Garrapiz se prepara para volear. - Foto:SERVICIO ESPECIAL

    ARANCHA EZQUERRAARANCHA EZQUERRA 03/10/2004

    La raqueta de Rafael Nadal, un tenista adolescente con cuerpo y mente de adulto, volvía a dar su mejor golpe el pasado fin de semana en Alicante para llevar a España hasta su quinta final de Copa Davis. El mismo protagonista, algo menos modelado que ahora, deslumbraba hace dos años en esta competición por países pero en categoría cadete, convirtiendo al equipo nacional en campeón. Estos días recogen su testigo el oscense Javier Garrapiz, el catalán Pere Riba y el castellonense Roberto Bautista, que luchan por repetir título sobre las pistas del Real Club de Polo de Barcelona en una reunión de promesas mundiales menores de 16 años, como lo fueron Hewitt, Federer, Roddick o Ferrero, y que pronto se convertirán en realidad.

    El equipo español, capitaneado por el entrenador de la Federación Aragonesa Alejandro Aranda, arrancó con una contundente victoria sobre Francia por 3-0 en una jornada inaugural donde Garrapiz no participó. Tras superar a Japón en la siguiente confrontación, el tenista aragonés tuvo una actuación decisiva contra el número uno australiano, al que derrotó por 6-4 y 7-5 en sustitución del mejor español, Riba, y sumó también el triunfo en dobles para acceder a semifinales. "Estoy jugando un buen tenis. Si trabajas y te entrenas con seriedad, al final tienen que llegar los resultados", señala Garrapiz. El deportista aragonés se dispone a afrontar su tercer año en el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat (Barcelona), bajo la supervisión de Juan Avendaño --miembro del G-3 que dirige al equipo absoluto de la Davis--, y disputará los torneos por equipos con el Real Club de Tenis Barcelona, compitiendo con licencia catalana. Aunque la adaptación durante los primeros meses resultó agotadora, Garrapiz afina ahora sus golpes orgulloso de su progresión. "No me marco objetivos concretos, simplemente intento ir aprendiendo día a día", reconoce el tenista de Huesca.

    Ayer, a un paso de la final, les esperaba Croacia, a la que el pasado verano derrotaron en la final de la Copa Borotra --Campeonato de Europa por selecciones cadetes--. La historia se repetía dos meses después con idéntico resultado, 2-1, y hoy será la República Checa el último obstáculo para que los tenistas españoles abracen el trofeo, sumándose a la lista de éxitos que Garrapiz ha alcanzado esta temporada: campeón del torneo Avvenire de Milán --circuito europeo sub-16--, finalista del Nacional cadete individual y vencedor en dobles. En su excelente trayectoria, el oscense ha encontrado un espejo: Rafael Nadal. "He entrenado con él en el CAR y, a pesar de ser un fuera de serie, es muy humilde. Es mi ídolo", admite Garrapiz, que también lucha por llegar a ser tenista profesional: "Ese es mi sueño", confiesa.

     
     
    Escribe tu comentario

    Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
    Accede con tu cuenta o regístrate.

    Recordarme

    Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

    Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla