+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL INICIO DE UNA NUEVA ETAPA

El regreso de Laura Ginés

La internacional de combinadas ha vuelto a Zaragoza tras once años en la Blume de Madrid "Necesitaba integrarme en el mundo laboral y estoy feliz en casa", dice

 

Ginés posa el pasado viernes en el Palacio de los Deportes de Zaragoza. - Foto: ÁNGEL DE CASTRO

R. MARTÍ
18/01/2015

Han sido once enriquecedores años para Laura Ginés. La atleta del Simply Scorpio sacrificó parte de su vida por el atletismo y decidió dejar Zaragoza y emigrar a la residencia Blume de Madrid. Allí trabajó duramente bajo los consejos del veterano técnico José Luis Martínez. Combinó sus estudios de magisterio con exigentes sesiones diarias de atletismo de hasta seis horas.

Con Martínez, Laura se convirtió en la reina de las pruebas combinadas en España. En la capital de España logró un botín de 29 metales desde la categoría juvenil y lo mejor fueron sus dos oros Nacionales en heptatlón en Málaga en el 2001 y Pamplona en el 2003 y bajo techo techo en pentatlón en Sabadell en el 2002.

Pero ha dado un giro de 180 grados a su vida y desde septiembre volvió a su casa. "El 8 de septiembre empecé a trabajar en el colegio público Tío Jorge. Soy maestra de audición y lenguaje, una logopeda para niños", explica. Para Ginés este era un paso muy necesario en su vida. "A nivel personal necesitaba integrarme en el mundo laboral. Con 28 años quería ejercer de lo que he estudiado. Cada atleta tiene su etapa y la mía en Madrid ha pasado ya. Estoy contenta de haberla vivido y estoy feliz de volver a Zaragoza", afirma.

Pero nunca podrá borrar de su memoria tantos años machacando su cuerpo en las instalaciones de la Blume y acudiendo cotidianamente a clase. "He pasado allí toda mi adolescencia. Lo que más echo en falta es a mi entrenador y a mi grupo de entrenamiento. Las instalaciones no tanto, porque en Zaragoza las hay bastante buenas. A pesar que El Huevo es un poco inaccesible económicamente", explica la atleta del Simply Scorpio.

Pese a todo sigue viendo con frecuencia a Martínez. "Ahora me llevan Esther Lahoz y Pedro Pablo, pero José Luis es el que más me conoce. Es mi padre deportivo y he pasado muchas horas con él. Sigo en contacto con él y en la competición me sigue ayudando", repasa.

Ahora se entrena un poco más de la mitad del tiempo en la capital aragonesa con promesas del Scorpio. Laura es la veterana del grupo. "Entrenar con gente joven es bueno. Tienen energía y ganas, puedes aportarles cosas que has vivido y ellos te pueden enseñar muchas cosas", dice.

 

Discreción

Laura Ginés parece que ha pasado de puntillas por el atletismo aragonés en relación con otros que tienen un mayor reflejo mediático. Pero Ginés ha vivido un poco al margen en una prueba con poco tirón. Tras tantos años de trabajo su sueño era ser olímpica. No lo ha logrado todavía. "Es la ilusión de todo deportista de alto nivel. Pero a día de hoy lo veo complicado porque sin ayudas un deportista no se puede dedicar al cien por cien a entrenar. Además, la mínima de asistencia que exige la IAAF para ir a Brasil es 100 puntos más que en Londres y Pekín. Mi récord de España de heptatlón es de 5.860 puntos y la mínima es 6.075 puntos", dice. Se busca la vida para conseguir apoyos. Por ejemplo, las medias Sport Last y la marca de mochilas Trik Bags.

Quiere quiere mejorar su marca indoor. El primer paso lo dará en localidad holandesa de Apeldoorn la semana que viene. "Es mi debut internacional estando en Zaragoza. Ahora será mi décima absoluta y la 16ª en total". En Holanda España compite con los anfitriones, la República Checa, Francia y Gran Bretaña.

Destacamos

Galerías de fotos