+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La nieve en Aragón

Al rescate del CH Jaca

Antonio Betrán llega a la presidencia de la entidad que está en una crisis global con 80.000 euros de deuda. «Todo el mundo estaba enfrentado por culpa de Jessica Zaragoza», dice el dirigente

 

Antonio Betrán el pasado sábado en el Palacio de Hielo de Jaca. - R. M.

R. MARTÍ
22/02/2019

Vive malos tiempos el Club Hielo Jaca. Es la mayor crisis en la historia del club desde que se fundó en 1972. Las malas noticias se han sucedido en los últimos tiempos. El equipo sénior, que no cuenta con jugadores extranjeros, no ha entrado en los playoffs por el título, la deuda económica alcanza los 80.000 euros debido a la mala gestión de las anteriores juntas directivas, la mayoría de los patinadores se fueron de la institución altoaragonesa... Es una bola de nieve que ha crecido de forma desmesurada con los dos últimos presidentes, Erik Bastide y Jéssica Zaragoza.

La dirigente norteamericana decidió dimitir por problemas personales. Su sucesor es un paisano de Castiello de Jaca de 60 años. Antonio Betrán lidera la salida del túnel de la entidad oscense. Su hijos Guillermo y Adrián juegan hace muchos años en el equipo sénior. «Nunca he sido jugador. Estoy más vinculado desde que mi hijo Guillermo, que es el capitán, forma parte del club desde hace 27 años», explica el presidente.

Betrán tiene una granja avícola y sus dos hijos trabajan con él. Vivió los tiempos gloriosos en el que el equipo jugaba en el antiguo palacio. «Es el pabellón de la nostalgia. Guardamos todos los recuerdos porque allí vivimos parte de nuestra juventud. Cabían menos personas que en la actual instalación, pero se estaba más encima de los jugadores». El actual Palacio de Hielo no tiene nada que ver. «Es muy grande en espacio y los jugadores no se sienten arropados», reconoce.

Antonio Betrán nunca estuvo en la junta directiva. Hasta primeros de febrero. «No creo que me complique la vida con esto, sino que es apoyar al hockey. Desde que entró en mayo del año pasado Jessica Zaragoza todo ha sido un despropósito. El mundo del hockey lo desconocía. El patinaje artístico se fue del club. En octubre el equipo sénior se plantó y no quiso jugar un partido contra el FC Barcelona porque funcionaba todo mal», reconoce.

Las anteriores juntas directivas han ido engrosando la deuda del club. «La presidencia de Erik Bastide fue una continuidad de la de Pepe Arbués. Desde que en el 91 se independizó el club todas las juntas directivas han generado una deuda. Se ha agravado porque hace cuatro años Hacienda puso una multade 48.000 euros al club», explica.

Un grupo de socios crearon una plataforma el 9 de noviembre. «Estábamos Nicolás Vicente, José Antonio Rivero y yo mismo. Firmaron 122 socios de los 240 que tiene el club y nos dieron un respaldo impresionante. Zaragoza nunca quiso hablar con nosotros y queríamos que presentara la dimisión. Al final lo hizo el 19 de enero». El 8 de febrero se creó la nueva junta directiva.

Ha quedado un poso muy negativo en el club oscense tras la gestión de Zaragoza. «Estaba todo el mundo enfrentado por culpa de ella. Los deportistas, los delegados, los técnicos, los socios... A eso se unía el desastre económico y la mala situación deportiva». El CH Jaca es cantera de equipos de toda España. «En Txuri hay cuatro jacetanos, seis en el Barcelona, dos en Majadahonda y uno en Puigcerdá. No pasa nada si estamos dos años sin ganar un título y aún podemos llevarnos la Copa que se juega en Jaca el 30 y 31 de marzo».

DÉFICIT

Ahora el club tiene una deuda de unos 80.000 euros. «Este año no se puede hacer nada. Hay que acabar como se pueda con el plan de la anterior junta directiva». Ya trabajan de cara a la próxima temporada. «Lo prioritario es pagar la deuda a Hacienda porque así podremos acceder a las subvenciones del Gobierno de Aragón del 2019-20. Hay que hacer un proyecto deportivo y otro de viabilidad económica». En su equipo José Antonio Rivero es el vicepresidente y director deportivo, la secretaría Anabel Izquierdo, el tesorero José María Tomás, Constatino Carbonell llevará las relaciones con la Federación Española y Javier Azpiroz lleva el tema económico.

No se sabe si seguirá el técnico Sergey Zemchenko. «Tiene contrato para cuatro años, pero debido a la situación económica no sabemos si le rescindiremos el contrato. Los jugadores están muy contentos con él. Pero hay unas prioridades como que los niños y los sénior puedan competir y puedan desplazarse. Queremos sacar un equipo femenino y lo ideal sería que vuelvan los que se fueron de la sección de patinaje». concluye Betrán.