+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El Reus paga dos deudas y obliga al Zaragoza a seguir esperando

Linares, que vio la quinta amarilla, es una de las 12 fichas exigidas por la LFP

 

Imagen del Málaga-Reus del domingo. -

J. O.
08/01/2019

El Reus salvó ayer otro match ball al hacer efectivo el pago de las tres nóminas pendientes a los futbolistas Jesús Olmo y David Querol un día antes del plazo marcado por La Liga de Fútbol Profesional (LFP) tras la denuncia de los dos jugadores al club por impagos mediante el proceso abreviado. De este modo, el club evita la desaparición inmediata y obliga al Real Zaragoza a seguir esperando por Linares.

Porque, aunque el delantero aragonés ya ha expuesto que solo quiere irse al Zaragoza, ocupa una de las doce fichas exigidas desde la LFP para poder continuar en la competición. El resto, tras las salida masiva de la pasada semana, son jugadores procedentes del filial. Si el club no hubiese pagado ayer a Querol y Olmo, se habría quedado con solo diez fichas, dos menos de las permitidas para seguir compitiendo.

Linares vio el pasado domingo en La Rosaleda la quinta cartulina amarilla de la temporada, lo que le impedirá estar presente con el Reus en el partido que enfrentará el próximo fin de semana al cuadro catalán con el Numancia. Así, en caso de concretarse su fichaje por el Zaragoza, le hará llegar limpio de tarjetas a su nuevo destino.

Ayer, la plantilla del Reus rectificó en las críticas a su entrenador, Xabi Bartolo, que, tras la victoria en Málaga, se quejó del «acoso» recibido por la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) durante la semana pasada para no que no se disputase el partido. En un comunicado, los jugadores eliminaron dos párrafos de un escrito anterior en el que exponían que «nos parece sorprendente que nuestro entrenador nos critique después de ganar 0-3, pues rara vez se verá a un equipo competir solo con 12 fichas y con su técnico en contra».

En otro párrafo, los jugadores aseguraban que «aunque los futbolistas no compartamos decisiones y opiniones de nuestro entrenador, nunca lo hemos manifestado públicamente, como él sí ha hecho con nosotros».

En el nuevo escrito, los jugadores apuntan que «por una mala interpretación, no fuimos justos con nuestro entrenador y le pedimos disculpas».

Por otra parte, tampoco ayer hubo novedades respecto a la salida de Chechu Dorado del Rayo Vallecano con destino a Zaragoza. El jugador cordobés, que se ejercitó con normalidad, sigue pendiente del visto bueno del presidente, Raúl Martín Presa, que, sin embargo, tiene otros frentes abiertos a los que otorga ahora más prioridad, como es el caso de la marcha de Kakuta al Amiens francés.

Destacamos

Galerías de fotos