+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA CUENTA ATRÁS PARA LA CARRERA ARAGONESA

Una ronda para todos

En esta edición de la Vuelta a Aragón se ha limitado la alta montaña y tanto los escaladores como los esprínters tendrán opciones de ganar. El paso por San Juan de la Peña el sábado se antoja clave

 

Matteo Malucelli cruza la meta en Zaragoza en primer lugar en la edición del pasado año. - JAIME GALINDO

A. BOBED
16/05/2019

Ya solo queda un día para que comience la segunda edición de la Vuelta a Aragón desde que renació. La carrera sigue trabajando con el objetivo de consolidarse y con el firme compromiso de llevar la cita a cada rincón de la comunidad aunque, lógicamente, para ello deberán sucederse las ediciones y que poco a poco se vaya consolidando en el calendario.

Aragón es una tierra muy rica en cuanto a su geografía y a la hora de planificar un recorrido ofrece multitud de posibilidades que deben concentrarse en tres etapas. De hecho, la hoja de ruta contiene numerosos lugares icónicos de la comunidad y paisajes únicos.

Para esta edición, la apuesta ha sido limitar la alta montaña (no se subirá a Cerler como el año pasado) y, a cambio, los esprints y bonificaciones pueden jugar un papel fundamental de cara a una clasificación general completamente abierta. Cualquier corredor, sean cuales sean sus características, tiene opciones de ganar. Las claves estarán en no descolgarse y en la segunda etapa, en la que los cuatro puertos por los que pasarán los ciclistas adquirirán protagonismo y tendrán la potestad de hacer una selección de posibles ganadores.

La primera etapa comenzará en la provincia de Teruel, en Andorra, y terminará en la de Zaragoza, concretamente en Calatayud tras 186 kilómetros. Discurrirá por Albalate del Arzobispo, Fuendetodos, Cariñena o Paracuellos de Jiloca y solo habrá que salvar el puerto de tercera categoría de Paniza. Será, a priori, un día ideal para plantear escapadas y se antoja una llegada al esprint final en la meta.

En la jornada intermedia, entre Sádaba y Canfranc Estación (186 kilómetros) se prevé que los favoritos y los escaladores entren en escena. No habrá grandes subidas, pero sí cuatro puertos que, en su conjunto, serán exigentes. Tras llegar a lo alto de Santa Bárbara, los corredores afrontarán la ascensión a San Juan de la Peña, un puerto de segunda categoría que será clave en el devenir de la clasificación general y que se coronará a 51 kilómetros de la meta. Con las fuerzas ya flaqueando quedarán el puerto de Oroel y el Somport antes de llegar la meta. Ahí entrará en juego el ritmo de los escaladores y el aguante de los esprínters, que en caso de soportar las cuatro subidas podrían tener opciones de triunfo tras la última etapa.

Esta unirá Huesca con Zaragoza a través de un recorrido de 127 kilómetros. Por su corta longitud se estima que será una travesía muy rápida y con el cierzo como protagonista. El pelotón discurrirá por localidades como Loarre, Ayerbe, Zuera o Villanueva de Gállego antes de decidir la última etapa y el vencedor final en la Expo de Zaragoza en una llegada que también se espera que sea al esprint.