+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS DEPORTES DE AVENTURA

A la sombra de Peña Telera

Peña Guara organizó el pasado fin de semana la primera edición del Robaine Partacua H Es una prueba de orientación de alta montaña que contó con una participación de 250 corredores

 

Por equipos 8 Un conjunto de cuatro equipos en la Partacua. - PEÑA GUARA

R. MARTÍ eparagon@elperiodico.com ZARAGOZA
31/05/2019

Son los maratonianos de la orientación. Compiten en la modalidad de Rogaine. En un máximo de seis horas buscan las 51 balizas que están distribuidas por el monte. La prueba se celebró el sábado pasado en el privilegiado escenario de la Partacua, a la sombra de la Peña Telera. La competición la organizó Peña Guara de Huesca y puntuaba para la Liga Española y el Campeonato de Aragón.

Todas las balizas estaban distribuidas en zonas tan características del valle de Tena como el hayedo del Betato, el Ibón de Piedrafita, el barranco de Gorgol o el embalse de Tramacastilla. La primera edición fue un éxito puesto que se desplazaron cerca de 250 corredores venidos de toda España e incluso de países como Estonia, Andorra o Australia.

La Partacua fue un magnífico descubrimiento para practicar la orientación en la modalidad de Rogaine. «Un día nos dimos una vuelta en bicicleta de montaña y nos dimos cuenta de que era un terreno espectacular. El equipo de orientación vamos a competir por pruebas por toda España y nos dijimos que había que hacer este tipo de carreras porque les gustaría a la gente», indica Jorge García, el director técnico de la prueba.

El Rogaine es una competición de orientación de carrera a pie que disputan equipos de dos a cinco personas. «No pueden competir deportistas a nivel individual. El equipo puede ser de dos a cinco personas y las categorías son en función de la edad y del sexo. Un equipo de dos puede competir con uno de cinco». Lo característico de esta prueba es que salen todos a la vez. «Además, tienen un tiempo límite para coger el máximo número de puntos posibles. Al final gana el que más puntos suma en el tiempo límite», indica García.

El terreno por el que se movían los deportistas era muy variado. «Había zona de bosque por los tramos cercanos a Tramacastilla y Piedrafita, como el hayedo del Betato y la parte alta del ibón de Piedrafita. y el embalse de Tramacastilla era alta montaña con praderas y un montón de rocas».

No hay un número determinado de controles y la organización coloca los que desea en función del terreno. «Los equipos que ganaron hicieron una media de 40 kilómetros en seis horas y un desnivel de más de 2.000 metros», afirma. Había modalidades de dos, cuatro y seis horas. «Los componentes de cada equipo siempre tienen que ir juntos. La clave es orientarse bien y hacer una buena estrategia en el orden de coger las balizas además de estar muy fuerte físicamente», indica.

García reconoce que lo más laborioso de la carrera fue levantar el mapa, que era en escala de 1:15.000. «Es específico y nos ha llevado dos meses de estar subiendo todas las semanas a revisar el terreno y que esté todo en su sitio. Contratamos un cartógrafo y hace el mapa base de la zona desde casa con toda la información que saca de internet y nosotros vamos al terreno y comprobamos que no falten caminos, piedras, ríos... El hecho de tener que colocar el fin de semana 51 controles en un terreno tan amplio también nos ha llevado bastante faena», indica.

Los controles no se colocaban en lugares complicados. «Aquí lo importante es ir de un sitio a otro y elegir bien el orden de un punto a otro. No íbamos a fastidiar para que fuera difícil encontrarlos. Había en barrancos, en piedras, en ruinas, construcciones o en los ibones. Pero no lo pusimos en ninguna cima. Lo intentábamos hacer bastante variado», apunta el altoaragonés. La carrera contó con 30 voluntarios. «Subimos el viernes seis personas para colocar las balizas. Después repartimos los dorsales e hicimos el montaje de la salida y la llegada en Piedrafita de Jaca», indica.

En la categoría de seis horas, los ganadores fueron el equipo masculino Aligots-Tierra Trágame, formado por Tommi Tolkko y Albert Herrero, un dúo que solo se dejó tres balizas. En mujeres, Peña Guara Marines, con Isabel Sanjuán y Marga Plata, se llevaron el triunfo por un punto. En mixto ganaron los madrileños de Entrebalizas con Carolina Llop y Pablo Alonso.

Peña Guara tiene una sección de orientación que es un hervidero. Cuenta con unos 70 practicantes y se creó a principios de este siglo. «Esta temporada ya hicimos el Regional de orientación en bici en Huesca y en septiembre organizamos en Aínsa el Nacional de raid de aventura, que es la prueba reina y esperamos unas 300 personas. El año que viene traemos el Campeonato de España de orientación a pie, que mueve más de 1.500 corredores en Jaca y Sabiñánigo», cierra.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla