+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA MONTAÑA EN ARAGÓN

Una sonrisa en la pared

Laura Pellicer conquistó el oro y la plata en los Campeonatos de España de escalada sub-20 disputados en Madrid. Es el mayor éxito en la trayectoria de esta deportista del Boira de 17 años

 

Laura Pellicer, en la prueba de dificultad. - SERVICIO ESPECIAL

R. MARTÍ
08/11/2019

Laura Pellicer tiene tan solo 17 años, pero ya es toda una veterana en el mundo de la escalada. La deportista de origen chino ya lleva diez años trepando por las paredes desde su Villanueva de Gállego natal. Al principio compatibilizaba la escalada con el kárate, pero se decidió por el primero de ellos. Como tenía muy cerca Zuera, decidió fichar por el Grupo de Montaña Boira. Desde entonces hasta ahora ha pasado una década y no ha hecho otra cosa que progresar. El pasado fin de semana consiguió su mayor triunfo al ganar el Campeonato de España de escalada en bloque, siendo la segunda en dificultad en la categoría sub-20.

En Pamplona se metió al público en el bolsillo. «Disfruta mucho de la competición. Es muy exigente, pero siempre con una sonrisa. Además, lleva una trayectoria de muchos años queriendo mejorar y disfrutando del camino», afirma Dani Fernández, el responsable del Grupo de Tecnificación de Escalada Deportiva de Aragón.

La escaladora zaragozana llegaba a Pamplona con los objetivos muy claros. «Quería disfrutar de la competición con los amigos y estaba muy mentalizada tras los últimos entrenamientos. Me esperaba cualquier cosa porque puedes cometer cualquier error. Pero me sorprendió el oro en bloque y la playa en dificultad», explica la joven escaladora del Boira.

En el bloque compitieron 12 escaladoras y pasaron a la final seis. «Tenía 30 minutos para subir cinco bloques y al final me quedé en cuatro. Prefiero los bloques más físicos en los que hay que hacer esfuerzos más cortos que los técnicos, que son más de placa y se realizan en mayor tiempo». Pellicer se impuso a la catalana Alba Pelfort, que hizo un bloque menos que la aragonesa.

En dificultad terminó en la segunda posición. «En las semifinales teníamos una vía al flash y hay un escalador que indica por donde va la ruta. Sin embargo, en la final era una vía a vista. Tienes unos minutos para visualizar el recorrido y después no ves escalar a ninguna competidora», explica Pellicer. Al final la zaragozana acusó la fatiga. «Llevaba tres días compitiendo y tenía las yemas de los dedos desgastadas. A mitad de vía había un pequeño techo. Me caí a falta de dos chapas al poner mal la cuerda y cogí miedo», afirma la aragonesa. En la competición nadie hizo top.

El 23 y 24 de noviembre finaliza su exitosa temporada con la tercera prueba de la Copa de España en Madrid. «Estoy satisfecha con los del fin de semana y allí el objetivo es disfrutar. He sido tercera y cuarta las dos primeras pruebas, pero si no consigo podio, no pasa nada». Estudia el primer curso de Ingeniería de Tecnologías Industriales. «Llevo bien las dos cosas y no voy apurada. No me fijo objetivos, aunque me gustaría ser internacional. Veo difícil lo de ser olímpica. Pero nunca se sabe», concluye.