+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA NIEVE EN ARAGÓN

Tiradores sobre la nieve

La estación de Candanchú fue el escenario del Trofeo Stadium Casablanca de biatlón H Con 23 competidores se celebró el Campeonato de Aragón que se llevaron Carlos Lannes y Mónica Sáez

 

Guzmán, Lannes y Barcos - SERVICIO ESPECIAL

La aragonesa Sáez, Domínguez y Etxeberría. - SERVICIO ESPECIAL

R. MARTÍ
08/03/2019

Los deportes blancos son el pariente pobre en España. La cantidad y calidad brilla por su ausencia en las modalidades alpinas. El biatlón se convierte en una rareza. No pasa lo mismo en toda Europa. La combinación del esquí de fondo y el tiro al blanco causa furor y el biatlón es una de las modalidades con mayores audiencias. España está muy atrasada, prueba de ello es que tan solo tiene una instalación homologada en toda España. El denominado campo de tiro se encuentra en la estación de Candanchú, que se construyó en el 2007 para el FOJE de Jaca. Y es a la sombra del Aspe donde se organizan las escasas competiciones a nivel nacional.

Fue el Stadium Casablanca el que organizó el domingo pasado el Campeonato de Aragón. El club del olímpico Víctor Lobo ya cuenta con una interesante trayectoria en la especialidad. «Esta era la séptima edición del Trofeo Stadium Casablanca. Lo que pasa es que somos pocos clubs los que practicamos biatlón y la territorial hace lo que puede. Esta competición la hacemos juntos y organizamos alguna prueba más para que la gente sepa como está con respecto a otros participantes. Estuvimos el 90% de los que hay en España», dice José Antonio Soria, el delegado del club.

Participaron un total de 23 esquiadores. «De España faltaban tan solo dos o tres, porque más de 30 fichas no hay. No vinieron Víctoria Padial y Roberto Piqueras, que están en el Mundial de Suecia. Por eso casi fue un Campeonato de España. El biatlón tiene muchas limitaciones porque es un deporte caro. Un rifle cuesta 3.500 euros tirando por lo bajo y el cartucho cuesta dos euros. También hay que sacarse la licencia de armas. Es una modalidad muy bonita y en Alemania una final de Champions no iguala a una competición de biatlón y mueve muchísimo dinero», indica Carlos Lannes, el responsable de la territorial y ganador del Regional.

La prueba contó con 15 kilómetros de esquí de fondo y se realizaron cuatro tiradas con cinco disparos en cada una de ellas. «Es divertido porque el campo de tiro le da el punto de adrenalina y no solo es sufrir. Se hace atractivo para el espectador. Cada tres kilómetros se dispara, una vez de tendido y otra de pie y las dianas están a 50 metros de distancia. Por cada fallo se daba una vuelta de penalidad de 120 metros. El que más disparos acierta suele ganar porque da menos vueltas de penalidad», indica Carlos Lannes. Esta es una de las modalidades olímpicas. «También está el esprint de 10 kilómetros y que se dispara dos veces, la individual de 20 kilómetros donde la penalidad son minutos y la salida en masa que es la que hicimos nosotros en Candanchú», dice.

El secreto es que el esquiador llegue al campo de tiro regulando sus pulsaciones para disparar. «Eso se entrena. Hay gente que tira con 150 pulsaciones y las mete. Otros necesitan bajar a 130. En el Campeonato del Mundo a la velocidad que disparan son imbatibles. Es 20 segundos te hacen pleno desde que entran hasta que salen del campo de tiro. Si fueran asesinos, serían unos fenómenos», afirma irónicamente.

Lannes hizo 16 blancos de 20 tiros. «¡Se me apareció la virgen!», dice este guardia civil y acabó con un crono de 43.17. Fue segundo Guzmán Guzmán, 44.20 y tercero Damián Barcos, con 44.41. En mujeres ganó la argentina Cecilia Domínguez con 42.51, seguida de la aragonesa Mónica Sáez, con 43.32 y Henar Etxeberría, con 44.28. Este año habrá tres pruebas en España. «Ya se celebró el Campeonato de Euskadi, Navarra y Madrid el 16 y 17 de febrero y los Campeonato de España se disputan el 30 de marzo».

Destacamos

Galerías de fotos