+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

ATLETISMO

Toni Abadía renuncia a su debut en el maratón

El aragonés iba a estrenarse en la distancia en Valencia el 1 de diciembre. Este domingo sí correrá el Medio Maratón en la capital levantina

 

Toni Abadía celebra su victoria en la Jean Bouin de Barcelona. - EFE / ENRIC FONTCUBERTA

R. MARTÍ
22/10/2019

El Parque José Antonio Labordeta fue el escenario en la mañana de ayer de una sesión de altura. Se juntaron Toni Abadía, Camilo Santiago y Alberto Sábado para realizar series de mil metros. Llegó un invitado de lujo. Era el segoviano Javi Guerra, el mejor maratoniano español de los últimos tiempos. Se trataba del último entrenamiento específico de Toni de cara al Medio Maratón de Valencia de este domingo, donde el atleta del Nike quiere mejorar su marca personal de 1.01.15.

El parque estaba solitario a las nueve de la mañana, que fue cuando comenzó la sesión. En ese mismo instante empezó a llover intensamente y el frío caló en los huesos de los corredores. Abadía hizo diez series de mil recuperando un minuto sobre el asfalto. "Los tres primeros los he hecho a 2.55 y los tres últimos a 2.48, 2.44 y 2.37. Me he encontrado bien. Pero lo que quería era encontrar las sensaciones óptimas de cara a la competición. La lluvia ha oxigenado mucho el ambiente y te concentras más donde pisas. Es uno de los entrenamientos que mejor he realizado", decía contento Toni tras la sesión. A Valencia va a por todas. "Por los entrenamientos que he hecho quiero batir mi marca personal y el objetivo ambicioso es bajar de 1.01". El récord de España es de 59.52 y lo tiene Fabián Roncero. "Estoy a mucho tiempo de ese crono. No estoy ahora batir esa plusmarca". Javi Guerra fue un refuerzo extra en este grupo de élite. "Tener al mejor maratoniano de la última década en España me llena de cara a la preparación de la ruta. Viene de una lesión en el sacro y le ha gustado la dinámica de equipo, entrenar con esta gente y el circuito", explica.

Toni está ahora como una moto. Pero hace pocos días tuvo que renunciar a disputar su primer maratón en Valencia el 1 de diciembre. "Empecé a tener problemas en los tibiales de la pierna derecha. Fue hace dos semanas y media. Terminé cojeando del dolor tras la sesión y he estado ocho días de una actividad muy baja", explica. José Luis Mareca, su técnico, fue el que tomó la decisión. "Me dijo que tenía que renunciar al maratón. Me pilló un poco de sorpresa porque estaba muy mentalizado de correrlo. Pero Pepe tiene la palabra y perdí días muy importantes de entrenamiento. No seré yo quien le discuta porque Mareca tiene mucha experiencia. Hay que tener fe ciega en Pepe y le agrazdezco lo que ha hecho por mí haciéndole caso. Piensa en mi bienestar y es sabio por eso", reconoce.

Abadía no pudo hacer dos tiradas de 32 y 34 kilómetros. "Después de esos ocho días volví a entrenar con total normalidad y no descarté el medio maratón. Venía de una acumulación muy grande y el descanso me habrá venido bien". Abadía ve el lado positivo de la decisión. "Hay años para prepararlo y trabajando duro y bien llegará mi momento de debutar y lo haré el año que viene en Valencia", indica. Desde la segunda semana de septiembre tuvo esos ocho días de actividad reducida. "He hecho tiradas de 26, 28 y 30 kilómetros. Las sensaciones eran muy buenas, aunque lo que más me costaba eran las tiradas. Estaba disfrutando mucho", afirma. En Valencia corren el maratón de su grupo Camilo Santiago, David Gracia, Noelia Bernad, Alicia Pérez y Chiqui Pérez. "A Santiago lo veo espectacularmente bien y puede hacer un gran papel. Siendo ambicioso puede bajar de 2.10 y Chiqui Pérez se ha hecho muy bien a la distancia. Será uno de los mejores maratonianos de España", explica Abadía.

Ahora el aragonés se centrará en el Europeo de cross de Lisboa. "Después disputaré los 10.000 de cara a los Juegos y, si no quito plaza a nadie, me gustaría correr el 5.000", indica. Con 30 años debutaría en el maratón el curso que viene. "Es una buena edad. Correré en Valencia porque tengo una deuda moral con el Club Correcaminos y confío en que será un buen debut", finaliza.