+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La montaña en Aragón

La tradición del Pirineos

La entidad zaragozana es un gran foco de actividades de la modalidad del esquí de montaña H Organiza cursos, salidas promocionales y también la travesía que forma parte de la Copa de España

 

Magníficos recorridos 8 El Pirineo tiene trazados espectaculares. - SErvicio ESPECIAL

Grandes escenarios 8 Los cursillistas practican el esquí de montaña en Ordesa. - SErvicio ESPECIAL

R. MARTí
27/01/2018

Desde hace muchos años la gran referencia del esquí de montaña en Zaragoza ha sido el Club de Montaña Pirineos. Desde los tiempos gloriosos en los que la sede del club estaba en la calle Romea, en el barrio de la Magdalena, la entidad era un gran foco de actividad en este deporte. El alma del esquí en plena naturaleza salvaje era, y sigue siendo, Julio Benedé.

Los tiempos no han cambiado. La sede se ha trasladado a la calle San Lorenzo número 3, pero sigue siendo un foco de actividad en el barrio zaragozano. Y los años parece que no pasan para Julio Benedé. «Es un premiun en el club, el que instauró el esquí de montaña en la entidad. Somos los hijos de Julio Benedé y él nos enseñó. Ahora es el responsable de los cursos porque disfruta enseñando. Es el espíritu más independiente y ha dejado la parte burocrática a la siguiente generación», explica José Manuel Martínez, que es ahora el vocal de esquí de montaña en el club.

Presidido por Javier Tena, el CM Pirineos tiene ahora unos 1.000 socios, de los que 600 son federados. «De manera habitual un centenar de personas practican este deporte. Yo llevo en el club 20 años y practicando este deporte diez más», explica Martínez, que afirma que la sección tiene una buena salud. «El esquí de montaña ha crecido estos años, aunque la edad media de los practicantes va subiendo y falta gente joven», dice Martínez, que tiene un punto de crítica. «A los participantes de las actividades quieren que les den todo hecho y no se dan cuenta de que hay mucha gente trabajando. Cada planificación requiere una preparación previa y no es solo pagar e ir. Hay que buscar monitores, el sitio donde ir, el material, cómo está la meteo...», explica.

En noviembre el club presenta su programa de actividades a la territorial. «Hay que planificarlo con tiempo. Pero la nieve cambia con la climatología y la semana anterior a la actividad vamos al lugar donde se realiza el recorrido», afirma. Las actividades de esquí de montaña se inician con el esquí fuera-pista. «Se hacen por nieves no tratadas», explica.

También hay cursos de iniciación y cursos avanzados. «El primero es para los que no han hecho nunca esquí de montaña. El avanzado es para los practicantes que tienen conocimientos, pero no se sienten muy seguros», afirma. Los cursos de iniciación se llevan a cabo en dos fines de semana. Será hoy y mañana y el 10 y 11 de febrero. Por su parte, el curso de perfeccionamiento se realizará los fines de semana del 10 y 11 de marzo y el 24 y 25 de marzo.

El club cuenta con 18 monitores para llevar a cabo todas las actividades y Martínez cuenta con José Luis Ibáñez, que es su mano derecha. «La seguridad dentro del esquí de montaña es fundamental. No es lo mismo ir por tu cuenta que llevar a gente. Hay que tener cuidado y guardar las formas si no vas con tus amigos. A tus alumnos hay que darles ejemplo. Los primeros años hay que ir acompañados por gente experta porque la montaña es muy cambiante durante el invierno. Se puede pasar de un recorrido seguro a uno inseguro al día siguiente». El éxito de los cursos está garantizado. «Los tenemos que duplicar porque cada año hay más solicitudes», dice.

Escenarios

El curso de esquí fuera-pista se celebró en Astún. «En los de iniciación y avanzado diversificamos los valles. Solemos ir al valle de Benasque y de Tena y nos alojamos en la Escuela de Montaña de Benasque y en la Casa de Piedra del Balneario de Panticosa. En el curso avanzado el terreno de Panticosa da mucho juego», reconoce Martínez.

También se organizan salidas promocionales. «Los practicantes van arropados por los monitores del club que están pendientes de ellos». Este año se realizarán dos salidas promocionales el 22 de abril y el 6 de mayo. «Se hacen pasada la Semana Santa con mejor tiempo, los días más largos y el manto de nieve estables. Son unas buenas fechas para las promocionales», dice. También se realizan salidas no oficiales. «El jueves por la tarde nos juntamos en el club, decidimos dónde vamos y la gente se va apuntando a la actividad. Pero no están en el calendario de la territorial», indica. También se realizan actividades para hacer esquí de montaña fuera de España. «Acudimos con un nivel medio-alto para no tener ningún tipo de problema. Viajamos hasta la Chamonix-Zermett o la Overland», afirma José Manuel Martínez.

El día más importante en la temporada es la Travesía del Club de Montaña Pirineos, que este año alcanza su 36ª edición. «Es el día de fiesta y participan todos los socios. Seremos medio centenar de voluntarios en la competición», explica. La prueba se disputa los días 3 y 4 de marzo. «El día anterior se celebra la cronoescalada de Panticosa y el domingo la travesía. Formarán parte de la Copa de España y la Copa de Aragón. La prueba en línea es circular y se evitan grandes picos. Tiene un desnivel positivo de 2.600 metros», afirma Martínez.

Destacamos

Galerías de fotos
  • Día del Deporte en la Calle en la Plaza del Pilar de Zaragoza

  • ALMERÍA-REAL ZARAGOZA

  • PARTIDO EBRO-HERCULES