+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La 23ª jornada de la Liga Endesa

Tropiezo en la misma piedra

El Tecnyconta Zaragoza, dormido, incapaz en defensa y cosido a triples, cae con estrépito en Murcia

 

Carlos Alocén intenta frenar el avance de Askia Booker, autor de 38 puntos y 48 de valoración, durante el partido de ayer en Murcia. - ACB PHOTO /J. BERMAL

RAQUEL MACHÍN
18/03/2019

Un mal inicio, una pésima defensa y demasiados errores en ataque. El Tecnyconta no solo no mejoró sus prestaciones sino que cayó de nuevo en viejos fallos, tropezando en la misma piedra, y se llevó un severo correctivo en su visita a Murcia (116-94). Al equipo aragonés se le estropeó el despertador, salió dormido a la pista y dejó la iniciativa en manos de su necesitado rival. Su falta de contundencia atrás permitió al motivado UCAM Murcia anotar 116 puntos, cuando su media era de 73,95 por partido, y convertir 20 triples, cuando hasta ahora hacía 8 por encuentro, batiendo su mejor registro de la historia en la ACB. El equipo de Sito Alonso tuvo una mañana redonda y el de Porfirio Fisac tendrá que seguir esperando para llegar a las doce victorias. Y mejorar mucho.

El Tecnyconta no encontró su sitio en ataque desde el inicio. El balón no se movía con fluidez y los jugadores no generaban espacios, por lo que los lanzamientos, si es que llegaban a producirse, eran casi siempre forzados. El UCAM Murcia se presentaba sin Kevin Tumba, su pívot de referencia, lo que debería haber sido un problema para ellos. Pero la intensidad de todo el equipo, el trabajo por dentro de Soko y la defensa dos contra uno sobre Radovic voltearon las tornas y metieron en un lío al Tecnyconta. El acierto desde la línea de tres hizo el resto y los locales amasaron una ventaja de diez puntos en menos de siete minutos (19-9) que aún llegaron a doce antes del final del primer cuarto. Al equipo de Fisac le tocaba de nuevo remar contra corriente.

El conjunto aragonés entró al segundo periodo con una zona 2-3 e intentando poner más ritmo al partido. No mejoró excesivamente su defensa pero sí logró al menos agitar el encuentro en una velocidad en la que se encuentra más a gusto y en la que es más fácil que los rivales fallen. Las asistencias de Alocén, los triples de Nacho Martín y la insistencia de Fran Vázquez provocaron un parcial de 0-7 que acercó a los zaragozanos a cinco puntos (34-29). Sin embargo, las pérdidas y otros errores, así como la falta de contundencia atrás, pusieron al Tecnyconta haciendo la goma en el marcador, sin alejarse del todo pero sin acercarse lo suficiente.

A la vuelta de vestuarios la frescura y el ímpetu de Alocén (que reemplazó a un desconocido McCalebb) pareció dar una mayor agresividad al ataque aragonés. Pero el 0-4 de salida fue respondido con dos triples de Soko y la distancia alcanzó un nuevo máximo, los 18 puntos (65-47), cuando solo se habían disputado cuatro minutos del tercer cuarto. La cosa no solo cambió sino que el UCAM aprovechó las pérdidas del rival para anotar dos triples más y tumbar sobre la lona a un aturdido Tecnyconta (71-49) con demasiado tiempo por delante todavía. El partido ya estaba perdido sin que el equipo de Fisac encontrara respuestas.

El técnico empezó el último cuarto con Santana de base (que ofreció más regularidad que sus predecesores), Barreiro al cuatro y Nacho Martín de cinco y, de nuevo, con una zona 2-3. El partido ya estaba roto y al Tecnyconta solo le quedaba un objetivo, maquillar el resultado y salvar el average (20 puntos), aunque solo fuera por decoro. Ni eso consiguió el equipo aragonés, aunque solo entonces bajó el ritmo anotador local desde el 6,75. Eso sí, el Murcia aún logró tres más, superando el tope histórico del club en la ACB que tenía en 18 (hizo 20). Lo consiguió Askia Booker, que destrozó al Tecnyconta opositando a MVP de la jornada (38 puntos y 48 de valoración). El equipo aragonés salió vapuleado de Murcia, añadiendo dudas a su juego, en otro partido para olvidar. Y ahora le esperan Baskonia y Unicaja consecutivamente en casa. Mucho tendrá que cambiar.

Destacamos

Galerías de fotos