+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LOS PROTAGONISTAS

El uno por uno de la selección española de baloncesto

Un magistral Scariolo, un Ricky consagrado y un Marc Gasol decisivo destacan en el combinado campeón

 

Los jugadores de España, felices con la conquista en China. -

LUIS MENDIOLA
15/09/2019

La selección española se ha proclamado campeeona del mundo tras una final en la que ha apalizado a Argentina. Casi todos los jugadores tuvieron un papel destacado. No siempre ha sido así a lo largo del campeonato, pero España, liderado por un Sergio Scariolo inspiradísimo, ha levantado la Copa como ya hiciera en el 2006. Este es el uno por uno de algunos de los protagonistas.

Sergio Scariolo. Magistral

Scariolo, con la Copa. / AFP

Pocos torneos como este han transmitido una imagen tan convincente del seleccionador, que ha sido una pieza clave en el éxito de la selección. Reunía talento el grupo con el que afrontó esta Copa del Mundo, aunque mucha menos que en otras ocasiones. El trabajo colectivo y la pizarra del técnico han elevado el nivel defensivo de la selección a niveles espectaculares en los partidos claves. Su planteamiento en la final construyó parte del camino: la desconexión de Scola fue absoluta y la selección se impuso de principio a fin, con una enorme superioridad dentro de las zonas.

Ricky Rubio. Triunfador

Ricky Rubio, con la copa. / EFE

Es el torneo de su consagración, uno de los mejores momentos de su carrera. Elegido el MVP del torneo, de la final y quinteto ideal del campeonato, el base de El Masnou se sitúa en un nuevo estatus deportivo con la exhibición llena de confianza y acierto que ha dado en el torneo. Sin Pau Gasol, sin Navarro o Reyes, los grandes referentes hasta hace poco, el nuevo base de los Phoenix Suns ha compartido el liderazgo del equipo y ha asumido la responsabilidad cuando era obligado.

Marc Gasol. Pletórico

Marc Gasol, eufórico como nadie. / AFP 

Será difícil olvidar para el pívot catalán el año 2019. No se puede pedir más. En poco tiempo, se ha proclamado campeón de la NBA y también campeón del mundo, dos títulos que señalan solo a los elegidos. La paciencia y el trabajo que ha destilado a lo largo de su carrera han acabado premiando al mediano de los hermanos, capaz de salirse de la sombra de su hermano y construir una carrera fantástica. Su aparición en la parte decisiva del torneo ha sido fundamental.

Rudy Fernández. Decisivo

Rudy Fernández, feliz con la Copa. / AFP

La experiencia del capitán de la selección se ha notado en la fase final del torneo, para la que se ha ido reservando con mimo, limitando esfuerzos y minutos. Rudy es, junto a Marc, el único superviviente del equipo que fue campeón del mundo en Seitama, hace 13 años. Eso ayuda. Su implicación defensiva, su intensidad en momentos puntuales, y los puntos del alero mallorquín han acabado por tener mucho peso en el triunfo.

Sergio Llull. Intenso

Existía preocupación por la aportación que podría tener el escolta madridista, después de dos años muy complicados por una grave operación de rodilla. En toda la pasada temporada apenas se le pudo ver a su nivel. Pero Llull ha acabado llegando a tiempo a los partidos claves de España: frente a Italia, Serbia, Polonia o en la final, el jugador madridista ha jugado a un nivel de intensidad espectacular saliendo desde el banquillo, aportando defensas y puntos.

Víctor Claver. Dominador

Junto a Rudy ha dado un clínic tras otro en el apartado defensivo, convirtiendo la zona de España en un territorio difícilmente expugnable. Dominador a nivel físico en casi todos sus emparejamientos (Gallinari, Bjelica, Ingles) desde su papel de titular en este campeonato, ha dado también un paso adelante en la anotación. Es el pegamento del grupo, en una papel lo más parecido al que desempeñaba Carlos Jiménez en el 2006

Juancho y Wily Hernangómez. Crecientes

Juancho y Willy Hernangómez, con Scariolo en el centro. / EFE

Es la savia nueva de la selección. La energía que viene. Ambos han dado un paso adelante en todos los sentidos, especialmente el alero, que ha actuado como titular y ha tenido minutos muy brillantes a lo largo del campeonato. Willy le ha dado buenos minutos de relevo. Y en los dos casos, han ido ganando peso y madurez en los planteamientos de la selección conforme avanzaba el torneo.