+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LA EUROLIGA

El Valencia Basket se resigna a jugar a puerta cerrada contra el Milan

La Fonteta y Mestalla no consiguen levantan el veto sanitario al público ante equipos italianos

 

El pabellón de La Fonteta, sin público, como se verá hoy durante el Valencia Basket-Milan. -

NACHO HERRERO
04/03/2020

Tras casi 24 horas tratando de convencer a la Consejería de Salud Pública de que su caso no era como el resto, el Valencia Basket asumió a disgusto la decisión de que el jueves se dispute a puerta cerrada el encuentro de la Euroliga ante el Armani Milan como parte de las medidas para tratar de parar la extensión del coronavirus.

Tampoco el Valencia CF tuvo éxito en el intento y jugar sin público ante el Atalanta en la Champions el próximo día 10.

Cumplimos dicha decisión de jugar a puerta cerrada aunque no nos guste, señaló en un comunicado el Valencia Basket, que tiene puestas en este partido buena parte de sus esperanzas para acceder a los cuartos de final de la Euroliga. Según pudo saber 'El Periódico de Catalunya' por fuentes conocedoras de las conversaciones, la entidad, que contaba con el apoyo explícito de la Euroliga, defendió con intensidad sus argumentos.

UN DÍA DE DEBATE

Pese a que habían mantenido conversaciones con las administraciones o el Consejo Superior de Deportes, el Valencia Basket se enteró de la recomendación del Ministerio de que su partido fuera uno de los que se disputara a puerta cerrada en la propia rueda de prensa en la que se hizo público. Desde el primer momento la idea del club fue sacar el partido del 'pack' en el que había caído junto con el Valencia-Atalanta y al Getafe-Inter de fútbol y al Girona-Venecia de baloncesto femenino.

El principal argumento dado fue que la restricción afectaba a encuentros en los que se preveía una masiva presencia de aficionados del norte de Italia, el suyo no podía entrar en ese saco porque podía garantizar que no iban a llegar seguidores del Milan.

Como tiene 7.750 socios y un aforo de 8.000 en la Fonteta, apenas puede vender entradas y sólo se habían retirado 74 y podía garantizar que era para público local. Durante las conversaciones, el club se ofreció incluso a anular dichas entradas y a garantizar que sólo los titulares de los pases accedieran a la Fonteta.

Con las medidas citadas el partido cumpliría con los requisitos para poder disputarse con público y bajo total y absoluta normalidad, afirmó la entidad en su comunicado.

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla