+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA OPINIÓN DE SERGIO PÉREZ

Víctor, Aimar y el derecho a la contradicción

 

Víctor, Aimar y el derecho a la contradicción -

Sergio Pérez Sergio Pérez
19/05/2019

APablo Aimar era un placer verle jugar. Magia, talento, finura y esa imaginación con la que se nace o no se nace. Ahora es muy didáctico y enriquecedor escucharle y leer sus reflexiones cuando habla de fútbol. No se pierde en la superficie, llega profundo. Recuperemos una afirmación suya de mediados del año pasado sobre la relación del futbolista con su entorno. «Cuando vos hablás en público perdés el derecho a la contradicción. Y vos te contradecís. Todo el tiempo. Entonces te van a decir ‘y bueno, pero ayer tal cosa’. Y sí, me contradigo. Todos lo hacemos».

Después de remontar al Sporting y certificar la salvación de manera virtual, La Romareda pidió a Víctor Fernández de manera coral que se quedara. Una reacción muy natural con un entrenador que se ganó su condición de ídolo en los 90 con un fútbol total y títulos gloriosos y que, ahora, ha hecho un gran trabajo y conseguido el objetivo.

Víctor ha repetido desde el primer día que al final de la temporada se iría. «El 30 de junio me voy seguro», dijo a este diario en una entrevista el 30 de diciembre. Ahora la gente, huérfana de símbolos tras seis años en Segunda, quiere que no se vaya y que pilote el próximo proyecto. El técnico ha de hacer pública su decisión, que puede ser la misma que él anunció u otra. Puede que se acabe contradiciendo, con todo su derecho. O puede que ni siquiera llegue a ser una contradicción. Que con Víctor siempre hay que preguntarse por qué dice y hace en cada momento.

   
1 Comentario
01

Por joseluis77 9:52 - 19.05.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Sin inversión externa, el proyecto será pagar la deuda y otro años más a luchar por no descender, engañando a los abonados con la ilusión de que Víctor siga, ya está bien, que dejen entrar inversión y que algunos propietarios dejen hacerla ( los del Heraldo se niegan) . Con inversión Víctor seguiría.