+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Una victoria amarga

Venezuela gana a Argentina (1-3) con la presencia de Herrera y Añor, del Huesca, pero el seleccionador amenaza con dimitir por interferencias políticas

 

El azulgrana Herrera pelea un balón con Tagliafico durante el partido entre Venezuela y Argentina. - efe / juan carlos hidalgo

EL PERIÓDICO
24/03/2019

La crisis política que vive Venezuela amargó la noche más feliz de la selección vinotinto, que minutos después de conseguir un histórico triunfo sobre Argentina, en Madrid (1-3), conoció que su seleccionador está dispuesto a renunciar, por lo que considera una utilización política del equipo. «He conversado con el vicepresidente y he puesto el cargo a disposición, porque todo este tiempo estamos navegando en aguas muy turbias». Rafael Dudamel, que hasta ese momento había reclamado la victoria sobre la albiceleste como el fruto de un proceso «más allá de la casualidad» y había dicho que el compromiso de sus jugadores es lo que le hace no quedarse en casa cuidando de sus hijos, soltó la bomba en el tramo final de la rueda de prensa.

En el campo, todo había sido felicidad y alegría. Y con la participación de dos jugadores del Huesca. Yangel Herrera fue titular por tercer partido consecutivo y jugó 64 minutos hasta que fue sustituido por Soteldo. Juanpi Añor regresó a la internacionalidad un año y cuatro meses después y disputó los últimos 11 minutos sustituyendo al exazulgrana Darwin Machís. Añor pasó también por la sala de prensa. «Fue un resultado bastante merecido por cómo sucedió todo el partido y por la superioridad nuestra. Venimos trabajando muy bien y jugando partidos con un compromiso intachable, que eso hace que saquemos estos resultados contra estos equipos», dijo en zona mixta. «Estamos bastante contentos con todo el compromiso de todo el equipo y esperamos que sigamos en esta línea», añadió el jugador del Huesca.

La bomba llegó al final de la comparecencia de Dudamel y su intención de dejar el cargo. El detonante fue la visita que recibió la vinotinto de Antonio Ecarri, representante en España del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, horas antes de la disputa del encuentro y éste, posteriormente, publicó una foto del encuentro en una red social. «Se ha politizado todo y soy el director de una selección del país entero. Hemos recibido la visita del embajador, con respeto, porque somos la selección de Venezuela que abarca a todo el país. En Rancagua (Chile) también atendimos al embajador del señor Maduro. Pero se ha utilizado la visita, tristemente. Y yo soy el director técnico de la selección de un país entero», añadió.

Fue el colofón de una concentración en España en el que la crisis política se coló desde el momento mismo del anuncio de la convocatoria (24 jugadores del exterior y tan sólo uno de un club venezolano, Arquímedes Figuera del Deportivo La Guaira). Dudamel, que vive en Colombia, ha tratado de mantener al margen a una selección obligada a preparar la Copa América en el exterior, tras el partido en Madrid jugará en Gerona, mañana lunes ante Cataluña, y en junio dos encuentros en Estados Unidos contra la selección norteamericana y Ecuador y, ni siquiera comentó a los jugadores su conversación con el vicepresidente.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla