+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FÚTBOL 3 LA IDA DE LOS CUARTOS DE FINAL DE LA COPA DEL REY

Vinicius asienta la mejoría

Renovada confianza de los blancos para dar un paso firme hacia las semifinales

 

Lucas Vázquez centra ante la oposición de Douglas Luiz, del Girona. - GONZALO ARROYO

EL PERIÓDICO
25/01/2019

REAL MADRID 4

GIRONA 2

Goles: 0-1, m.7: Lozano. 1-1, m.18: Lucas Vázquez. 2-1, m.42: Ramos de penalti. 2-2, m.66: Granell de penalti. 3-2, m.77: Ramos. 4-2, m.80: Benzema.

Árbitro: Undiano Mallenco (colegio navarro). Amonestó a Nacho (45+2), Ramos (62) y Llorente (65) por el Real Madrid; y a Alcalá (35) por el Girona.

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo; Casemiro (Marcos Llorente, m.59), Modric (Kroos, m.63), Ceballos (Isco, m.70); Lucas Vázquez, Vinicius y Benzema.

Girona: Iraizoz; Ramalho, Juanpe, Alcalá (Espinosa, m.46), Muniesa, Raúl García; Douglas Luiz, Granell, Borja García (Paik, m.59); Lozano (Portu, m.78) y Doumbia.

El Real Madrid dio un paso firme hacia las semifinales de la Copa del Rey, con Vinicius exhibiendo liderazgo y Sergio Ramos saliendo al rescate con su acierto goleador, en un encuentro que adentra al equipo de Santiago Solari en su mejor momento. Desde una mejoría física indiscutible, el Real Madrid exhibe una renovada confianza. El Girona, con la receta de acierto con la que eliminó por sorpresa al Atlético de Madrid, golpeó primero pero cedió ante el empuje madridista que encontró en Vinicius y Odriozola dos pilares.

Nunca había pisado terreno de cuartos el Girona en Copa y una vez lograda la proeza quiso disfrutar. Con rotaciones, sin jugadores de la importancia de Stuani, Portu o Pere Pons, pero encontrando premio a su puntería nada más iniciarse el duelo. A los siete minutos, con una triangulación perfecta para salir de presión y centro desde el costado de Raúl García que remataba a placer, libre de marca, el Choco Lozano. Daba igual el resultado porque en el Bernabéu aún se respiraba lo vivido hace pocas horas ante el Sevilla. El nivel deseado por Solari y el madridismo llevó al técnico a repetir equipo de medio campo hacia adelante. Aparece Vinicius como el descarado, al que acudir siempre porque algo creará. Y se le sumó en el otro costado un futbolista que vuela como Odriozola.

Así comenzó el Real Madrid a enlazar llegadas a portería rival hasta que con Lucas Vázquez llegó el empate. Los intentos de Benzema morían cuando llegó una acción protestada por Modric, derribado dentro del área cuando se disponía a chutar. No lo señaló el colegiado que de cerca vio dos minutos después el derribo a Vinicius. Cayó en la trampa del recorte Lozano y el regalo no lo desaprovechó para marcar de nuevo a lo Panenka.

Remontada certificada, el poste evitando el gol de Benzema y una segunda parte por delante en la que se esperaba más del Real Madrid. Así comenzó a llegar con timidez el Girona. De un córner llegaba un castigo inesperado, un penalti difícil de superar en lo absurdo. Nacho empujaba a su compañero Llorente que golpeaba el balón con la mano. Granell empataba. Tenía que reaccionar el Real Madrid y apareció su mejor 9, Sergio Ramos, para devolver la tranquilidad. Y Vinicius dio un pase a Benzema para premiar su búsqueda del gol. A puerta vacía marcó el cuarto.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla