+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL MASTERS DE GOLF

Woods alimenta la 'Tigermanía' en Augusta

El estadounidense, a dos golpes del líder, Molinari, estará en la pelea por la chaqueta verde

 

Tiger Woods observa una línea de putt en la tercera jornada. - JUSTIN LANES (EFE)

LUIS MENDIOLA
14/04/2019

Tiger Woods es el nombre que está en boca de todos en esta edición del Masters. Por el nivel de su juego tras tres días de batalla y por la posibilidad de estar en la pelea por la chaqueta verde, que sería la quinta de su carrera, después de cerrar la tercera vuelta del torneo con 11 bajo par, a dos del líder, el italiano Francesco Molinari (-13), que ya ganónaó hace un año otro grande: el Open Británico.

La reaparición del mejor Tiger ha devuelto al Augusta National también la 'Tigermanía'. Han pasado 14 años desde su último triunfo en el Masters, 11 de su última victoria en un Major y los aficionados esperan ver al californiano de 43 años romper su sequía.

El camino hacia la chaqueta verde no será fácil. Tiger aguantó la aparición arrolladora de muchos de sus rivales. El estadounidense Tony Finau entregó una increíble tarjeta de 64 golpes y se situó segundo. Su compatriota Brooks Koepka, que con solo 28 años luce ya en su palmarés dos Open de EEUU ((2017 y 2018) y un PGA (2018), tuvo una jornada espléndida para situarse también en una posición de privilegio (-10).

RAHM RESISTE

Webb Simpson, ganador del US Open del 2012, brilló como pocos en el Augusta National con 64 golpes, para quedarse a cuatro golpes, al lado de Ian Poulter. Detrás también nombres importantes: Matt Kuchar, Louis Oosthuizen, Justin Harding, Xander Schauffele, todos con -8. Incluso Jon Rahm que arregló su vuelta con un eagle en el hoyo 13 y un birdie en el 15 para situarse con 6 bajo par puede colarse en la pelea si afina en la última vuelta, lo que garantiza una batalla espectacular este domingo, que se disputará baja la amenaza de tormentas, lo que ha impulsado a la orgnaización a adelantar las salidas a las 7.30 de la mañana, agrupar a los jugadores en grupo de tres y hacerlos salir por el tee del 1 y del 10 para acelerar la competición.

Un total de 22 jugadores quedaron fuera del fin de semana, entre ellos algunos ganadores anteriores, como el inglés Danny Willett (2016) y el español Sergio García (2017), y favoritos a la victoria como el inglés Justin Rose, número uno del mundo.

Hay que seguir adelante, dijo un decepcionado García, ganador en el 2017. Tampoco pasó el corte José María Olázabal (+13) ganador del Masters de 1994 y 1999, mientras Rafa Cabrera-Bello cerró la tercera vuelta en el puesto 50 (+2).