+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

EL SECTOR AGRARIO

Aragón vendió 93.500 toneladas de alfalfa a China en el último año

La comunidad representa el 55% de la producción nacional y el 25% de la europea. El 70% de la cosecha se exporta, con Emiratos Árabes como principal destino

 

Una máquina trabaja en una deshidratadora de alfalfa. - ARCHIVO

A. E. M.
12/12/2015

El futuro de la alfalfa aragonesa pasa por China. La comunidad, que supone el 55% de la producción nacional y el 25% de la europea, ha exportado en torno a 93.500 toneladas al gigante asiático en el último año, desde septiembre del 2014, cuando consiguió la homologación para poder vender este cultivo en este exigente mercado oriental. El 70% de la cosecha total, que alcanzó 850.000 toneladas, se destinó a los Emiratos Árabes (un 65%) y a una veintena de países del arco mediterráneo, Japón y Corea (alrededor del 20%), mientras que el 30% restante se comercializó en España.

Joaquín Capistrós, director de la Asociación Española de Fabricantes de Alfalfa Deshidratada (AEFA), destacó ayer estos datos durante el II certamen agrario organizado por Timac Agro, empresa dedicada a la nutrición vegetal, y Agroecología Tornos, que se celebró en Zaragoza y al que asistieron unas 200 personas del sector agrario. En su intervención sobre el presente y el futuro del mercado de la alfalfa, Capistrós señaló que a nivel nacional se exportaron 170.000 toneladas a China, una cifra, a su juicio, "muy importante" por tratarse del primer año de relaciones comerciales entre ambos países dentro de este sector.

"Hemos encontrado un mercado muy exigente y para mantenerlo es necesario hacer un esfuerzo en calidad", afirmó el director de AEFA. En este sentido, resaltó que son poco flexibles en comparación, por ejemplo, con los clientes árabes, ya que los primeros necesitan el cultivo para alimentar vacuno de leche de alta producción, mientras que los segundos la emplean para criar a sus camellos.

En el último ejercicio, los productores recibieron 150 euros por tonelada de alfalfa. "Tiene mucho potencial exportador, pero estamos expuestos a la globalización", matizó. Así, además de depender de los precios que fija Estados Unidos (principal productor mundial), entran en juego variables como los fletes marítimos, el cambio euro-dólar o el precio del petróleo. Por eso, instó a aprovechar "nuestras fortalezas: el clima, el tipo de suelo, la industria deshidratadora, disponer de agua regulada o las infraestructuras", entre otras.

 
 
1 Comentario
01

Por Carlos 13:50 - 12.12.2015

Excelente noticia. Parece que aún tenemos mucho recorrido en este y otros productos exportables. Sólo falta que se apliquen políticas de uso eficiente del agua, para poder aumentar la producción de forma sostenible.