+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL CRECIMIENTO DE UN MOTOR ECONÓMICO DE LA PROVINCIA DE HUESCA

Becton Dickinson amplía otra vez su planta de Fraga y creará 45 empleos

El nuevo edificio de 5.000 m² albergará 2 líneas de producción de jeringuillas. El fabricante de material sanitario invertirá 52 millones en este proyecto

 

El consejero Guillén visitó ayer la planta de Fraga, que emplea a 650 personas. - GOBIERNO DE ARAGÓN

RUBÉN LÓPEZ
16/05/2018

La planta de Becton Dickinson (BD) en Fraga, uno de los motores económicos de la provincia de Huesca, seguirá creciendo en los próximos años. El fabricante de material sanitario prevé invertir 52 millones de euros en la ampliación de sus instalaciones del Bajo Cinca, que actualmente emplean a unas 650 personas. En concreto, el grupo levantará un nuevo edificio de 5.000 metros cuadrados en el que instalará dos líneas de producción de jeringuillas, un proyecto que estará operativo en el 2020 y que creará 45 empleos.

«La ampliación responde a nuestra necesidad de aumentar la capacidad productiva de la jeringa BD PosiFlush; actualmente tenemos cuatro líneas y de esta forma pasaremos a tener seis», detalló ayer a este diario el director de la planta de Fraga, Javier Pardiño.

Las instalaciones de BD en el Bajo Cinca ya se han ampliado en varias ocasiones. Las obras de la última ampliación comenzaron en el 2016, en ellas se invirtieron unos 75 millones de euros y permitieron crear 50 nuevos empleos. En aquella ocasión se construyó un nave similar a la prevista actualmente que sirvió para albergar la producción de las citadas jeringuillas. El edificio ya fue diseñado para acomodar futuras expansiones, por lo que la nueva planta estará pegada a él.

Tal y como indicó ayer Pardiño, la empresa ya ha pedido a la DGA que el proyecto sea declarado de interés autonómico para agilizar los trámites burocráticos. Ese fue el motivo fundamental que llevó al consejero de Presidencia, Vicente Guillén, a visitar ayer la planta de Fraga. «Nos ha trasladado que el Gobierno tiene buena predisposición en ese sentido», apuntó Pardiño.

La nueva ampliación constata que la planta de Fraga es un activo muy importante para la multinacional farmacéutica, que en todo el mundo emplea a 45.000 personas. El grupo compró la antigua Fabersánitas en 1986 para desarrollar su propio proyecto industrial. La planta produce actualmente agujas hipodérmicas, las PosiFlush, que se usan en centros hospitalarios de todo el mundo, y otro tipo de jeringas. En total, la factoría de Fraga, que se ha convertido en uno de los mayores empleadores de la provincia, produce seis billones de unidades de producto al año.