+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

A pesar de haber cientos de empresas

La CNMC advierte que la competencia en el mercado libre doméstico es "limitada"

El regulador argumenta su postura en el desconocimiento del consumidor "de reconocer la mejor opción". En el sector eléctrico se producen casi 3 millones de cambios anuales frente a las telecos donde rozan los 10 millones

 

Sede de la Comision Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en Madrid. - EFE

SARA LEDO
11/02/2021

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que la competencia en el mercado libre de electricidad para los consumidores domésticos "es limitada". Así lo ha advertido este jueves su presidenta, Cani Fernández, durante su intervención en una jornada energética organizada por IESE y Deloitte en la que aseguró que esto se debe a "la dificultad del consumidor a la hora de reconocer cuál es la mejor opción".

En España hay un mercado regulado, que se rige por los precios mayoristas de la electricidad y en el que están las cinco principales compañías eléctricas (Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP y Viesgo); y uno libre, en el que hay cientos de compañías (324 a finales de 2019, según el último informe de la CNMC) como pueden ser Holaluz, Lucera, Podo u Otovo, además de las filiales de esos cinco grupos, en el que el consumidor paga un precio fijo que acuerda previamente con ellas. Sin embargo, los comercializadores no tradicionales tienen una cuota del 15% en el mercado doméstico con cuotas individuales por empresa que no alcazan ni el 1%.

Es decir, pese a haber cientos de eléctricas, el número de cambios que se producen cada año por parte de los consumidores domésticos es muy reducido. No llega a los 3 millones, mientras en otros sectores regulados, como el de las telecomunicaciones, la portabilidad llega a alcanzar el millón mensual en algunos periodos.

"Sin buena información no tenemos incentivos para cambiar de compañía", ha argumentado Fernández. Una lucha de años del regulador que, durante la etapa de su anterior presidente, José María Marín Quemada, obligó a los grandes grupos empresariales a cambiar el nombre de sus filiales para evitar crear confusión entre sus clientes y que, así, pudieran identificar claramente cuál es su compañía y en qué mercado están (libre o regulado). Según el último Panel de Hogares de la CNMC, data del mes de julio de 2020, un 45% de los hogares no sabe qué tipo de tarifa eléctrica tiene.

Por ello, Fernández recordó que la CNMC ofrece "dos instrumentos muy útiles" para "facilitarles el acceso a la información de la forma más fácil posible". Uno de ellos es una descripción de cómo entender la factura que, según ella, "a veces no es nada fácil"; y otro, el comparador de ofertas de energía, que recoge alrededor de 70 ofertas diferentes. En este sentido, Fernández aseguró que el organismo trabaja para incluir "ofertas dinámicas" y también para crear una aplicación móvil.

Por otra parte, Fernández ha asegurado que en el segmento de pymes e industria sí hay "bastante competencia". "Notamos bastante competencia por los cambios y por la tendencia decreciente en los márgenes que también observamos", ha añadido Fernández. En concreto, las comercializadoras independientes alcanzan el 41% del mercado en el segmento pyme y el 35% en el de la industria.

Fondo verde

Fernández también ha defendido la creación del 'fondo verde' por parte del Ejecutivo, que trasladará los incentivos de las renovables que recoge la factura de la luz a las empresas energéticas, porque tendrá un impacto en los precios de los consumidores industriales. Así, la aplicación del fondo en 2025 supondría una reducción de entre un 9% y un 11% en la factura eléctrica de los consumidores medios en baja tensión, mientras que para los electrointensivos se reduciría entre el 2 y el 5%. La factura del resto de consumidores no electrointensivos conectados en alta tensión aumentaría entre el 5 y 7%, añadió al respecto. En el caso de los consumidores domésticos, según avanzó en su anuncio el Gobierno, el descenso sería del 13%.