+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MERCADO LABORAL

El desempleo en España se reducirá al 15,4 % en 2018, según la OIT

La Organización advierte del elevado nivel de empleo temporal no deseado

 

Parados en la entrada de una oficina de empleo de Madrid. - / ANDRES KUDACKI

EL PERIÓDICO
22/01/2018

El desempleo en España se reducirá en dos puntos porcentuales en 2018 y se situará en el 15,4 de la población activa, unos 3,5 millones de personas, según las estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Este organismo presentó este lunes su informe "Perspectivas sociales y del empleo en el mundo, Tendencias 2018", en el que sostiene que la mejora en el empleo se dará en toda Europa y, especialmente en los dos países más afectados por la crisis económica y financiera: España y Grecia.

En ambas naciones se esperan reducciones de dos puntos porcentuales, hasta el 15,4 % en España y el 19,5 % en Grecia. Así, el número de desempleados españoles en 2018 debería situarse en 3,5 millones, y caer hasta los 3,2 millones en 2019, especifica el informe.

"España muestra una mejora de las cifras globales de desempleo, pero aún unos altos niveles de paro muy preocupantes. Y claro, además, tienen el gran problema de la naturaleza de los contratos de aquellos que trabajan, como altos niveles de trabajo temporal no deseado", indicó el directo general de la OIT, Guy Ryder, en rueda de prensa.

La OIT estima que los niveles de desempleo en la Unión Europea (UE) bajarán hasta el 8,1 % en 2018 y hasta el 7,8 % en el 2019, lo que significa una caída de 1,5 millones de desempleados para 2019. En el 2017 la tasa de desempleo de la UE se situó en el 8,5 %, el nivel más bajo desde 2008.

Esta mejora en el mercado de trabajo se debe esencialmente al crecimiento significativo del PIB europeo, que aumentó en 2017 en un 2,1 %, mientras que en 2016 había progresado un 1,8 %. Las predicciones indican que el crecimiento del PIB de la UE en los próximos dos años será de 1,8 % en 2018 y del 1,6 % en 2019. Específicamente para España, la OIT estima que el crecimiento se desacelerará, pero "se mantendrá por encima del 2 %".

Pese a estas buenas noticias, la OIT especifica que la caída de los índices de desempleo no ha modificado sustancialmente el desempleo de larga duración, "que sigue siendo elevado en la mayoría de los países".

En la UE hay actualmente 8,5 millones de desempleados de larga duración, estando el 63 % en paro durante dos años o más. Más del 40 % de todos los desempleados en 18 de los 28 países de la UE son de larga duración, y en otras ocho naciones excede el 50 %, subraya el estudio.

"Si bien el mundo desarrollado está en niveles de ocupación previos a la crisis, el tema de los desempleados de larga duración es muy grave, y requiere más atención de los gobiernos europeos y políticas específicas para ayudar a estas personas", sostuvo Ryder.

Asimismo, el informe destaca que hay 8,8 millones de personas que podrían estar trabajando pero no buscan, a lo que hay que añadir unos 2,3 millones que estaban buscando un trabajo, pero que no lo obtuvieron a corto plazo, dadas sus responsabilidades familiares o estudiantiles.

Estas dos categorías combinadas, que la OIT llama "fuerza laboral potencial", forman más de 11 millones de personas a las cuales no se las considera población activa a pesar de haber expresado su interés en trabajar.

Por otra parte, el informe también se refiere al trabajo a tiempo parcial o temporal.

Destaca que el porcentaje de trabajadores involuntarios a tiempo parcial es de más del 70 % en países como España, Italia y Grecia. Asimismo, indica que más del 54 % de los trabajadores temporales -que representaron un 14,4 % de todos los empleos en la UE en el segundo semestre de 2017- se consideran involuntarios, dada la incapacidad de quienes los ostentan de encontrar un trabajo fijo.

El informe estima que la tasa de desempleo mundial se situó en un 5,6 % en 2017, y que descenderá hasta el 5,5 % en 2018, marcando un giro tras tres años de ascenso.

El estudio atribuye la tendencia positiva registrada entre 2017 y 2018 al buen desempeño de los mercados laborales en los países desarrollados.

A pesar de ello, dado el aumento de personas que buscarán empleo, se prevé que el número total de personas desempleadas permanezca estable en 2018 en más de 192 millones.