+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EXPANSIÓN DEL FABRICANTE TUROLENSE DE CAJAS DE CARTÓN ONDULADO

DS Smith crece en Andorra en ventas y empleo a un ritmo de doble dígito

La antigua Andopack gana mercado y clientes tras integrarse hace un año en el grupo británico. La multinacional invertirá 7,4 millones en tres años para elevar la capacidad productiva de la factoría

 

JORGE HERAS PASTOR
02/11/2015

La fábrica de cajas de cartón ondulado DS Smith Andorra, la antigua Andopack, crece con fuerza un año después de su cambio de propiedad. Su integración en esta multinacional británica, líder en Europa en el sector del embalaje, ha propiciado en buena medida el incremento vigoroso de las ventas que está experimentado la planta, cuyo nivel de facturación en lo que va de año es de 40 millones de euros, un 10% superior al del ejercicio anterior. Este cifra de crecimiento duplica la registrada en el conjunto del mercado, que se recupera a un ritmo del 4-5% anual, lo que pone de relieve la pujanza que vive la factoría turolense en la nueva etapa abierta tras su venta.

A nivel productivo, la previsión de la empresa es terminar el año con 75 millones de metros cuadrados de cartón ondulado que corresponden con un consumo de 50.000 toneladas de papel. En este sentido, DS Smith Andorra trabaja con la práctica totalidad de proveedores de papel a nivel nacional e internacional, entre los que figura la propia matriz.

La mejora del volumen de actividad y de la facturación han derivado en una ampliación de la plantilla. Actualmente, emplea a 180 personas de promedio (el 30% mujeres), cuando hace un año rondaba los 150 puestos de trabajo. No obstante, este valor varía durante el año en torno a un 10% en función de la estacionalidad propia de los clientes.

CLIENTES MUNDIALES "Estamos creciendo gracias sobre todo a la diversificación de nuestra producción en diferentes sectores y regiones dentro de la península ibérica", explica a este diario el director de la factoría, Javier Ortega, que se incorporó al cargo en marzo a raíz del cambio de propiedad. Otro nombramiento relevante fue el de Juan Pablo Par como director financiero.

Gracias a la nueva posición que ocupa en el mercado como resultado de las sinergias del grupo, el fabricante andorrano es hoy "un potencial proveedor" de las grandes empresas mundiales de alimentación como Nestle, Unilever, Mondelez o General Mills. "Esta situación antes no era posible debido a la demanda de varios centros productivos que den seguridad de suministro a estos clientes", explica Ortega.

Las previsiones de futuro son halagüeñas, con un crecimiento continuado en línea con el del propio mercado, que apunta a avance del 3-5% anual. Por ello, DS Smith ha apostado por invertir en la planta turolense desde el momento de la adquisición. El plan de negocio contempla una inyección económica de 7,4 millones de euros durante los tres primeros años desde la compra. De este importe, se han ejecutado ya 1,4 millones de euros.

Las inversiones están enfocadas a reforzar la seguridad de los puestos de trabajo para situarse "al nivel exigido" por el grupo y, sobre todo, a incrementar la capacidad productiva de la planta "de cara a las necesidades de nuestros clientes", lo que conllevará la implantación de nueva maquinaria.

Con una nómina de más de 700 clientes, las cajas de cartón producidas en DS Smith Andorra se destinan a los campos de la agricultura, la industria y la alimentación, principalmente. La presencia de sus envases, por ejemplo, es muy común en los supermercados.

Debido al coste de transporte de los embalajes de cartón ondulado, la planta no tiene un enfoque hacia la exportación. Si bien, existe un pequeño volumen destinado a mercados como Francia y Marruecos.

AYUDAS MINERAS DS Smith se hizo con la propiedad de la fábrica turolense en noviembre del 2014. Hasta entonces estaba en mano de la familia catalana Romaní, que puso en marcha esta industria a principios del 2002 al calor de las ayudas mineras. Es más, se trata de uno de los pocos grandes proyectos empresariales subvencionados con fondos Miner que ha fructificado en Andorra. De hecho, al margen de la térmica de carbón de Endesa, la fábrica de cartones es actualmente la empresa que más empleos aporta a la localidad.

Esta adquisición supuso el desembarco de DS Smith en España, que es el cuarto mayor mercado europeo del sector. Posteriormente, el pasado mes de agosto la compañía se hizo con la división de embalaje de cartón de Lantero, con lo que se posicionó con una cuota del 10% en el mercado nacional.