+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Economía cinéfila

 

JUAN Royo
07/07/2013

Qué es un emprendedor? Un parado que se ha hecho autónomo. Este chiste ha corrido como la pólvora por las redes sociales. Su autor seguramente será aragonés. No puede ser más socarrón. Sin embargo, de los aragoneses también se dice que somos amables y de nobles intenciones. Y tenaces.

La crisis aboga a buscar soluciones. Remedios sostenibles. Cada ciudadano debe asumir su Responsabilidad Social Individual. Cada uno en su medida. Los grandes designios macroeconómicos no son nuestro negociado. No tenemos influencia en la política fiscal, monetaria, estructural... Sí, en nuestro día a día. La cultura debe sobrevivir a la sopa boba de la subvención. El Estado medieval de juglares y artistas no volverá. Nadie mejor que el propio ciudadano para decidir qué tipo de cultura prefiere y evitar el nepotismo.

El cine como industria se reinventa en Aragón. Desechemos los prejuicios sobre el mercado. Solo iniciativas que ofrezcan el suficiente atractivo al ciudadano tendrá éxito. El cine independiente en versión original fracasó en Zaragoza. Los motivos son diversos pero entre ellos no se encuentran la falta de público fiel, el activo número uno de cualquier empresa. Si a eso se le une trabajadores comprometidos y alineados con los objetivos empresariales, el cóctel se antoja perfecto. Las barreras de entrada se superan. La financiación se encuentra. O por lo menos se intenta. Elena Sánchez, Óscar Cubel y Sergio Casado están luchando por su sueño. Son los promotores de 'Un Nuevo Renoir' que pretende aportar diversidad frente al pensamiento único. Hay otro cine más allá de Resacón en Las Vegas, Fast & Furious o Scary Movie. Recientemente 'Un Nuevo Renoir' estrenó en el colegio mayor Pedro Cerbuna de Zaragoza, la extravagante, esotérica, sorprendente e inquietante Holy Motors. Película que requiere del sosiego necesario para su degustación. Otro cine, sin duda, que mueve al pensamiento. Y a la acción. Quizás por eso son peligrosos. Y necesarios.

   
1 Comentario
01

Por Samuel San Miguel 10:12 - 07.07.2013

Sí y No. Quiero decir, que los Cines Renoir, ya eran en su aspecto, todo lo que dices. El Público y un poco la crisis del sector, no respondió. Además, personalmente ahondaría más en lo que dices, que mezclas historias, en que por ejemplo, alucino con la producción cinematográfica francesa, de la que, no nos llega ni la quinta parte de la misma. Falta DOBLAJE, y despues, su circuito de distribución-exhibición. Y que a eso se sume los pases en la preciada VO (S) que al menos ahora en Zaragoza, timídamente vuelve. Eso sí que motiva, ir y gastar en el cine. Es en el sector del Cine, donde no se demuestra que estamos en Europa, donde este Unión (Comercial) Europea no es real, en las pantallas. Vale un poco de cine yankis, que nos gusta a todos, pero esta politica agresiva-abrasiva, tiene un (mal) nombre. Al público se le dá lo que pide, porque así se le ha acostumbrado...durante décadas. Pueden cambiar cine francés, y pongan cine italiano, da igual, sean o tengan o no, simpatías, el cine europeo se estanca en la gran barrera-muro de los cines comerciales. Por cierto quitémonos los clichés de que el cine europeo no puede ser espectacular, divertido y ! superficial !, narices ! si es comercial, bienvenido...es que pecamos de clichés antiguos trasnochados. En Europa, se puede hacer el mismo cine que Hollywood ,que sólo los británicos y franceses, y últimamente alguna muestra española, se han atrevido a realizar. "atrevido". Y os hablo del cine ruso moderno...¿ que me diriais ?