+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

INVESTIGACION DE LA AGENCIA TRIBUTARIA A UNA EMPRESA DE TELECOMUNICACIONES

La Fiscalía de Huesca denuncia a Meflur por defraudar 60 millones de euros

La firma de telefonía está acusada por impago del IVA en la compra de móviles a empresas de l

 

EFE / R. B. L.EFE / R. B. L. 16/11/2005

La Fiscalía de Huesca ha presentado una querella contra el presidente ejecutivo de la empresa de telefonía Grupo Meflur , Bernabé Noya, por un presunto delito de fraude fiscal de casi 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas) por impago del IVA en las operaciones de compra de teléfonos móviles a empresas de países de la Unión Europea (UE).

Noya apuntó a este diario que "nos hemos enterado de todo hoy mismo (por ayer)", por lo que mostró su "sorpresa", al tiempo que subrayó que "observar lo que se nos imputa sólo puede venir de una mente paranoica", ya que la empresa "nunca ha obtenido beneficios extra por ningún tipo de operación".

CINCO AÑOS DE INVESTIGACION La querella se apoya en una exhaustiva investigación de la Agencia Tributaria de Huesca en torno a las operaciones comerciales llevadas a cabo en los últimos cinco años por Meflur, grupo empresarial surgido en la localidad de Monzón (Huesca), que facturó el año pasado unos 450 millones de euros.

La denuncia sostiene que entre los años 2001 y 2004 el Grupo Meflur defraudó, presuntamente, una cantidad próxima a los 60 millones de euros mediante la creación de "sociedades pantalla" encargadas de adquirir los productos en países de la UE, según informa Efe .

La supuesta mecánica defraudatoria consistía en la creación de empresas pantalla encargadas de adquirir teléfonos móviles en operaciones intracomunitarias para su posterior venta a bajo precio al Grupo Meflur. Estas sociedades pantalla, según recoge la denuncia, repercutían a Meflur en sus facturas el IVA soportado en las operaciones de compra a vendedores europeos, pero no lo ingresaban en Hacienda, por lo que podían ofrecer sus productos por una cantidad inferior a sus competidores, alrededor de un 16% menos.

La Fiscalía denuncia la existencia de un presunto entramado empresarial con una sociedad operativa (Meflur) y un conjunto de empresas interpuestas llamadas truchas al ser de duración efímera y ajustada a las operaciones realizadas, así como de desaparición inmediata.

La querella contra Meflur, que tiene delegaciones en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca, Madrid, Barcelona, Francia y en una decena de países suramericanos, incorpora un detallado croquis elaborado por técnicos de la Agencia Tributaria de las sociedades pantallas con las que presuntamente operaba el grupo empresarial.

El seguimiento de las operaciones de compra del grupo era llevado a cabo por responsables de la Agencia Tributaria desde meses atrás. La querella, más de 15.000 folios depositados en quince cajas, fue remitida la pasada semana al Juzgado de Instrucción número de 1 de Monzón para su tramitación como un presunto fraude fiscal.

12 MILLONES "RETENIDOS" Tanto el abogado de la empresa, Carlos Allué, como el propio Noya afirmaron desconocer el contenido de la querella a instancias de la Agencia Tributaria y rechazaron la utilización de sociedades interpuestas para la realización de compras. Una acusación que Allué tachó de "surrealista"

Por otro lado Noya precisó que la empresa "tiene 14 recursos y demandas interpuestas contra Hacienda para que nos devuelva los 12 millones de euros que nos tiene retenidos". Además, agregó que "cuando conocimos que Hacienda iba a investigar en profundidad determinados sectores (entre ellos el nuestro) lo primero que hicimos fue ofrecernos a colaborar". Allué, por su parte, subrayó que "todo lo que ha comprado la empresa lo ha hecho con factura y todo lo ha declarado" y "no se ha realizado nada fuera del procedimiento mercantil".