+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

conflicto catalán

Garamendi pide a los políticos que dialoguen

El presidente de la CEOE asegura que "por encima de todo está el Estado de derecho"

 

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, en una imagen de archivo. - EFE (ARCHIVO)

21/10/2019

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha manifestado este lunes sobre la situación actual en Cataluña que la clase política "tiene la obligación de sentarse a hablar y llegar a acuerdos", si bien "por encima de todo está el Estado de derecho".

Garamendi ha hecho estas declaraciones a los periodistas antes de asistir a un almuerzo de trabajo con la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), y ha asegurado que la CEOE no tiene que entrar a analizar la sentencia del 'procés' dictada por el Tribunal Supremo y que hay que "respetar la Ley".

Según el presidente de la CEOE, estamos viviendo una situación "anómala" y tanto los empresarios catalanes como la confederación empresarial están pidiendo "estabilidad" y "moderación", y que "por encima de todo está el Estado de derecho".

Garamendi se ha referido a la huelga convocada el pasado viernes en Cataluña, que a su juicio "no era una huelga" porque no atendía a un conflicto entre empresa y trabajadores, y ha lamentado que la gente tuviera que parar por el corte de carreteras o por temor a la violencia que se ha generado.

"Nosotros lo que queremos y hemos pedido es el orden, porque el orden es el que realmente puede llevar a que las empresas puedan funcionar", ha insistido.

Respecto al papel de la clase política en el conflicto, Garamendi ha señalado que tienen la "obligación de sentarse a hablar y llegar a acuerdos, que es lo que debían hacer", aunque ha insistido en que "por encima de todo está el Estado de derecho que es el que nos da la tranquilidad y la estabilidad" que necesitan las empresas y la ciudadanía.

Ha recordado además que Cataluña es un gran motor en la economía española, ya que supone el 19 % del PIB, y las empresas catalanas "pueden sacar un buen músculo" porque "son y están dentro de las mejores empresas de nuestro país".

Para el presidente de la CEOE es una noticia "muy negativa" que más de 5.000 empresas se hayan tenido que ir de Cataluña desde el inicio del conflicto por el "procés" y espera que "no salgan muchas más".

Ha advertido además de que "si todo esto si se cronifica llegaría a ser un problema para Cataluña", uno de los principales motores económicos de España, y ha señalado al respecto que "lo que afecta a los catalanes afecta a todos los españoles".