+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Guerra arancelaria

El Gobierno presionará a Bruselas para que plante cara a los aranceles de EEUU

Unidad entre el Ejecutivo y las comunidades autónomas para evitar tasas en la agroalimentación. Luis Planas recuerda que la UE puede activar aranceles en sentido contrario por valor 4.000 millones de euros

 

Luis Planas, ministro de Agricultura. -

SARA LEDO
07/10/2019

El Gobierno español insiste en que presionará a la Unión Europea para que mueva ficha respecto al anuncio de Washington de imponer aranceles sobre determinados productos alimenticios. "Debemos mantener una postura de absoluta firmeza y vamos a presionar a Bruselas", advirtió este lunes el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, después de reunirse con las comunidades autónomas en el marco de la Comisión Sectorial de Agricultura.

El ejecutivo de Trump pretende imponer una tasa del 25% a la aceituna, el aceite de oliva y el vino, pero también hay otros muchos como el queso, los productos porcinos o los cítricos y las conservas en lata de origen español. En total, se verían afectadas por los aranceles un volumen de exportaciones por valor de 764,6 millones de euros (en base a los datos de 2018) y no de 1.000 millones, como había dicho la secretaria de Estado de Comercio la semana pasada.

Gobierno y Comunidades Autónomas están "unidas en la firmeza, en la negociación que debe seguir la Unión Europea y Estados Unidos para conseguir que se quede fuera de las tensiones comerciales el mundo agroalimentario y si no fuera así que se reduzcan sustancialmente", afirmó Planas.

"Es gravoso para productores y consumidores, queremos que se imponga la razón y que el sector agroalimentario esté fuera", dijo. Si no fuera así, el ministro recordó a la Comisión Europea que tiene el permiso de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para imponer aranceles por valor de 4.000 millones euros, una autorización que le llegó en el 2004 y nunca utilizó. "Este no es nuestro deseo pero queremos firmeza de la Unión Europea y eso es lo que le voy a trasmitir a Malmström (comisaria de Comercio) y Hogan (comisario de Agricultura)", agregó. Planas irá el miércoles a Bruselas con la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, para abordar este tema.

No obstante, el ministro ha confirmado que los cuatro países más afectados España, Alemania, Francia y Reino Unido- han estado trabajando "todo el fin de semana" en una postura común para evitar una guerra comercial. Según explicó el ministro, la postura de Francia y España "es muy similar", sin embargo, la de Alemania y Reino Unido pudiera ser más laxa debido, por un lado, a que en noviembre se revisará la amenaza de aranceles sobre el sector de la automoción y el 'brexit'. "En las guerras se sabe cuando se entra pero no cuando se sale, sería razonable en el contexto económico actual transmitir un elemento de certidumbre y seguridad, sería deseable que estas medidas quedaran aplazadas", pidió Planas.

Por otra parte, y en el caso de que la negociación no llegase a buen puerto y el 18 de octubre entrasen en vigor los aranceles a productos agroalimentarios españoles, España pedirá a Bruselas la movilización de recursos financieros comunitarios para el sector agrícola afectado para mitigar los efectos que puedan tener los aranceles; pedirá la activación del mecanismo de ayuda para el almacenamiento privado del aceite de oliva (un producto afectado por unos precios especialmente bajos esta campaña), y también la activación de medidas de promoción en terceros países de los productos afectados.