+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Turismo

Los hoteleros recurren el contrato del Imserso y dejan en el aire sus viajes

La patronal Cehat se queja del precio entre 22,20 y 22,50 euros por persona al día y piden que se suba a 25 euros

 

Anuncios de los viajes del Imserso en una agencia de Barcelona. - CARLA FAJARDO

SARA LEDO
08/05/2019

Si hace unos días era la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) quien cuestionaba los pliegos del programa del Imserso por la falta de competencia, ahora son los hoteleros quienes ponen en duda el contrato de 1.200 millones destinado a gestionar durante dos años los viajes de casi un millón de jubilados. La patronal Cehat ha impugnado los pliegos del programa al considerar que incurren en "graves deficiencias económicas que perjudican al sector".

La Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos (Cehat) ha solicitado la anulación de los pliegos del programa del Imserso en un recurso ante el Tribunal Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda, tras analizar el contenido del programa que publicó el Gobierno hace dos semanas. Según los hoteleros, los nuevos pliegos no contemplan "ningún incremento" de los precios, ni por parte del Estado ni de los usuarios, sino que baja el montante de venta al público hasta en un 12% "en algunos casos".

Según Cehat, los hoteleros españoles han realizado un notable esfuerzo inversor en los últimos dos años según ellos, solo en Benidorm se han gastado más de 150 millones de euros en reformas y actualización de instalaciones- que no se ve reflejado en los pliegos, como tampoco lo hace el "compromiso con el empleo estable, de calidad y con importantes revisiones salariales".

El precio por persona y día de los viajes del Imserso se sitúa en el entorno de entre 22,10 y 22,50 euros, mientras que los hoteleros de Cehat consideran necesario elevarlo hasta los 25 euros.

PRIMA LA OFERTA 4 ESTRELLAS

Pero ahí no acaba el desencanto. Los hoteleros también se quejan de que el programa redactado por el Gobierno prima la oferta hotelera de cuatro estrellas y "expulsa" del programa a otros establecimientos hoteleros. "Las estrellas en diferentes Comunidades Autónomas, no valoran la calidad, sino las instalaciones, y no es lo mismo un hotel de negocios que un hotel urbano y otro vacacional", apunta Cehat en un comunicado.

La patronal considera que los hoteles de tres estrellas en España son los más valorados en este nivel de toda Europa y han sido los que "por norma general" han permitido el desarrollo y ejecución del Imserso todos estos años. "Sin razón justificada se ven obligados a competir en inferioridad de condiciones frente a hoteles incluso de cinco estrellas, que en ningún caso son los llamados a participar del mismo", agrega Cehat.

En general, los hoteleros se quejan de que el concurso está anticuado y le falta una adaptación profunda a las nuevas necesidades de los jubilados. "Necesitamos que este concurso se adapte a la realidad actual y social de los usuarios del siglo XXI, a los que los hoteleros españoles llevamos haciendo sugerencias y mejoras desde hace varios años y no se sigan arrastrando condiciones y exigencias, creadas en los años 90 y actualmente superadas y no requeridas por nuestros mayores", sostienen en un comunicado.

RETRASO DE LOS VIAJES

El problema es que con este recurso, los hoteleros podrían hacer peligrar los viajes de este año. Cehat pide como medida cautelar la suspensión de la licitación, lo cual podría retrasar todo el proceso, algo que ya ocurrió en el año 2015 cuando Mundiplan recurrió la adjudicación de Mundosenior ante los tribunales y estos anularon el proceso. Y eso que entonces los pliegos se publicaron a principios del mes de febrero y no a mediados de abril como este año.

De momento, los interesados en participar en el contrato tienen hasta el 17 de mayo para presentar sus ofertas, de forma que a finales de julio se conocerían las adjudicaciones y en octubre se iniciarían los viajes. Sin embargo, si el tribunal admite la impugnación y decreta la suspensión del proceso podría retrasarse el inicio de los viajes y también de los contratos de cerca de 12.000 personas que 'viven' del Imserso.