+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUNTA DE ACCIONISTAS

Inditex aprueba incentivos y nombra a Crespo como consejero delegado

La junta confirma el reparto de 9,8 millones de acciones entre directivos, valoradas en más de 250 millones de euros. El presidente, Pablo Isla, reitera que "la prioridad de la empresa seguirá siendo la inversión para seguir creciendo"

 

Pablo Isla, durante la junta de accionistas. -

EDUARDO LÓPEZ ALONSO
16/07/2019

La junta de accionistas de Inditex ha ratificado este martes el nombramiento de Carlos Crespo como consejero delegado de la multinacional textil española y un potente paquete de incentivos a directivos, plantilla y accionistas como vía para animar el ambiente laboral en la compañía y dinamizar la cotización de las acciones de la compañía en la bolsa.

El nombramiento será efectivo tras su aprobación por el consejo de administración, una vez designado consejero en la junta de accionistas, después de que el presidente de Inditex, Pablo Isla, propusiera el pasado mes de mayo a Crespo como consejero delegado de la firma textil. Hasta ahora era director general de operaciones, un alto responsable de logística al centro de las tomas de decisiones.

La bolsa seguía hoy atenta a Inditex, un valor respaldado por cuentas sólidas y un gigante en su sector pero cuyo valor resulta más impredecible y arriesgado de lo habitual, con altibajos y falta de consenso sobre sus potencialidades por parte de los analistas.

La junta ha aprobado elevar a 11 el número de consejeros, mantiene en tres el número de consejeros dominicales y sigue contando con una mayoría de seis consejeros independientes. También se modifica la política de remuneraciones de los consejeros para el 2019, 2020 y 2021 para añadir la fija anual de Carlos Crespo por el desempeño de sus nuevas funciones ejecutivas, donde recibirá una remuneración fija anual como consejero delegado de 1,5 millones de euros.

PLAN DE INCENTIVOS

La junta ha aprobado un nuevo plan de incentivos a largo plazo que está dirigido a miembros del equipo directivo, incluidos los consejeros ejecutivos y otros empleados de la multinacional textil. El plan consiste en la combinación de un bonus plurianual en efectivo y de una promesa de entrega gratuita de acciones que, transcurrido un periodo de tiempo determinado y verificado el cumplimiento de los objetivos concretos, se abonará a los beneficiarios, que podrán ser los miembros del equipo directivo, incluidos los consejeros ejecutivos, y otros empleados del grupo, que sean invitados, hasta un máximo de 600.

El plan tiene una duración total de cuatro años y está estructurado en dos ciclos temporales, siendo cada uno independiente del otro. El primero se extiende desde el 1 de febrero del 2019 hasta el 31 de enero del 2022, mientras que el segundo abarca desde el 1 de febrero del 2020 hasta el 31 de enero del 2023. El número máximo de acciones objeto del plan es de 9,8 millones de acciones ordinarias, valoradas en unos 246 millones de euros en función de los actuales precios de mercado representativas de un 0,3% del capital social, de las cuales, un máximo de 390.000 acciones están dirigidas al presidente ejecutivo, Pablo Isla, y un máximo de 260.000 al nuevo consejero ejecutivo, Carlos Crespo. En virtud de este plan, los consejeros ejecutivos Isla y Crespo recibirán, en su caso, un incentivo que se liquidará un 60% en acciones y un 40% en metálico.

DIVIDENDO

En la junta de accionistas se ha aprobado un dividendo total correspondiente al ejercicio 2018 de 0,88 euros por acción (+17%), de los cuales 0,44 euros han sido pagados el 2 de mayo y el resto será desembolsado el próximo 4 de noviembre. Este dividendo está en línea con la nueva política de 'pay out' del grupo, que el consejo de administración ha propuesto elevar del 50% al 60%. Además, incluye la parte correspondiente del dividendo extraordinario de un euro por acción que el grupo propone distribuir con cargo a los ejercicios 2018, 2019 y 2020.

Pese a la reactivación del plan de incentivos a personal y accionistas, Isla reiteró que "la prioridad de la empresa es la inversión para seguir creciendo en el futuro", pero de una manera compatible con "una política de retribución al accionista predecible". Las inversiones en el 2018 alcanzaron los 1.620 millones de euros.

En las intervenciones de los accionistas se planteó la importancia del mimo a la plantilla en el futuro de la compañía. La responsable del sindicato CCOO Fátima Romero preguntó si la compañía seguirá subcontratando actividades logísticas en el futuro, reclamó mayor participación de la compañía en la negociación colectiva y se preguntó cual será la orientación de la compañía ante la influencia creciente de la evolución bursátil en el diseño de estrategias. Isla respondió que "gracias al crecimiento, se han creado en la compañía 2.500 empleos relacionados con el sector logístico, 2.200 de ellos con contrato indefinido".

EL NUEVO CONSEJERO DELEGADO

Desde su nueva posición como consejero delegado, y reportando al presidente ejecutivo, Crespo será responsable de las áreas de tecnología (sistemas, datos y digital), seguridad de la información, logística y transporte, obras, asesoría jurídica, compras y contrataciones, y sostenibilidad, y será el encargado de definir junto con Isla la estrategia global de la compañía.

Crespo inició su carrera en auditoría de cuentas y se incorporó a Inditex en el 2001 como responsable de políticas contables dentro del departamento de administración financiera. Tras dirigir posteriormente la gestión administrativa de existencias en los centros logísticos del Grupo, asumió en 2005 la responsabilidad de dirigir la auditoría interna, hasta que en 2018 fue designado director general del grupo, posición que ocupará hasta su nombramiento como consejero delegado en julio.

En la junta se ha reelegido a Pablo Isla como consejero ejecutivo, de Amancio Ortega como consejero externo dominical, de Emilio Saracho Rodríguez y de José Luis Durán como consejeros externos independientes.

EVOLUCIÓN DE LOS RESULTADOS

Inditex registró un beneficio neto de 3.444 millones de euros en su año fiscal 2018-2019 (del 1 de febrero de 2018 al 31 de enero del 2019), lo que supone un incremento del 2% respecto al ejercicio anterior y del 12% a tipo de cambio constante.

Las ventas del grupo alcanzaron los 26.145 millones de euros, un 3% más, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) se situó en 5.457 millones de euros, un 3% superior. Por su parte, las ventas 'on line' crecieron el 27% y alcanzaron los 3.200 millones de euros, lo que supone ya el 14% de ventas en los mercados con tienda en Internet.