+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA FUGA DE UNA MULTINACIONAL ESTADOUNIDENSE

Kimberly ejecuta el cierre definitivo en Calatayud

Los 200 afectados han pasado a engrosar las listas del paro desde hoy

 

La planta de pañales Kimberly era la industria más grande de Calatayud. - Foto: NURIA SOLER

R. L. M.
16/05/2013

La fábrica de Kimberly-Clark de Calatayud cerró ayer sus puertas de forma definitiva. La multinacional estadounidense anunció su decisión el pasado 20 de marzo alegando un "cambio de estrategia" (decidió abandonar la fabricación de pañales en Europa) y durante estas últimas semanas ha seguido produciendo al ralentí en la planta bilbilitana. La mayor parte de la plantilla, compuesta por unas 208 personas, pasará a engrosar desde hoy las listas del paro y tan solo permanecerá una decena de trabajadores que se encargará del desmontaje de la factoría.

Según indicaron ayer fuentes del comité, la intención del gigante papelero es vender por piezas algunas partes de la maquinaria, por lo que las líneas de producción no se trasladarán a ninguna otra fábrica del grupo.

Los representantes sindicales y la dirección acordaron a finales de abril el expediente de extinción de contratos y unas indemnizaciones superiores a los 45 días por año trabajado, una oferta que está a años luz de las que se firman últimamente en cualquier sector. Además de destruir 208 empleos directos, el cierre de la mayor industria de Calatayud ha afectado a otras firmas auxiliares. Así, por ejemplo, Fiege, la firma subcontratada por Kimberly para la carga y descarga de materiales y que empleaba a 17 personas, ya ha anunciado que despedirá a toda la plantilla.

A fin de cuentas, la huida de Kimberly va a terminar por descoser el frágil tejido industrial de Calatayud. Primero fue Dana Automoción la que decidió trasladar a Alemania su fábrica de piezas de motores, dejando en la calle a 94 personas. Poco después, Cóndor --dedicada a la fabricación de cedés y deuvedés-- pasó de emplear a 119 trabajadores a apenas unos 40, y en el 2010 llegaron los 130 despidos en Cisa Cerraduras. Un goteo que ha provocado la pérdida de cientos de empleos y que ha minado la confianza de los vecinos de la cuarta ciudad aragonesa.

   
3 Comentarios
03

Por euritos 18:34 - 16.05.2013

segun dicen hay buenas indemnizaciones para los veteranos por lo tanto tienen unos años resueltos con tantos euros 00000 ....

02

Por sisifo 13:38 - 16.05.2013

Soy de fraga deciros que el 90% de los trabajadores eran de los de la "OLLA EXPRES"........al final se hartaron de sus rezos y de sus preñamientos cada dos x tres y se largaron como me dijo un jefe de alli holandes nos obligan a contratarlos y estamos hartos.

01

Por Las dos caras de la deslocaizacón 12:37 - 16.05.2013

Buenos días Supongo que las movilizaciones, las solicitudes de ayuda a sindicatos, partidos y gobierno, las apariciones en prensa, las noticias aprecidos en medios, etc, etc, ahora que se han demostrado inútiles haran reflexionar a alguno y será cuenta que a la hora d ela verdad a nadie le importa lo que les pase a unos trabajadores. Esta es la sociedad en la que vivimos y en la que seguiremos viviendo muchos años. Ahora somos la cara amarga de la deslocalización, cuando hace 20 años todas estas empresas llegaron, huyendo de otros países por costes laborales, esos que ahora ya no son soportables en España, todos les dimos la bienvenida, entonces no importaban las docenas, los cientos de trabajadores que perdían sus trabajo en otros países. Lo dicho, nadie conoce a nadie ahora. Nadie. Salu2