+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HÁBITOS DE CONSUMO

Los aragoneses son fieles al mismo supermercado y valoran la variedad y la calidad

 

EFEEFE 29/06/2011

Los consumidores aragoneses son fieles a un mismo supermercado a la hora de hacer la compra y valoran la variedad y calidad de los productos. Así lo ha reflejado el informe "Hábitos de compra de los españoles", realizado por la empresa de estudios sociológicos Sondea, según indica Promarca, compañía que ha encargado el estudio, en un comunicado .

Los consumidores hacen la compra en establecimientos próximos a su domicilio, de tal forma que un 81 por ciento de los 2.000 encuestados afirma no tardar más de diez minutos en llegar a su supermercado habitual. Un 57 por ciento de los aragoneses encuestados prefiere ir caminando al supermercado, mientras que un 41% lo hace en coche y tan sólo un dos por ciento usa el transporte urbano.

El estudio ha revelado que ocho de cada diez consumidores buscan las ofertas y promociones para ahorrar y siete de cada diez eligen la variedad de productos por la comodidad de hacer toda la compra en el mismo establecimiento. A pesar de ello, dos de cada diez aragoneses reconocen que su establecimiento habitual no les ofrece todos los productos y marcas que buscan y un 66 por ciento afirman que acaban comprando otro diferente al que buscaban.

La calidad de los productos, la cercanía y unos precios atractivos son, en este orden, los aspectos que más en cuenta tienen los aragoneses a la hora de elegir su establecimiento por encima de otros factores como el aspecto, los servicios asociados o el personal. La dificultad a la hora de encontrar productos y marcas, y que haya en estos establecimientos productos sin fecha de caducidad o sin origen, molesta a los consumidores.

Respecto a los servicios, los más valorados son que haya un alto número de cajas disponibles para pagar, la amplitud de horarios y que tengan aparcamiento propio. La buena señalización en los pasillos, no tener que pagar las bolsas o hacer la compra por Internet se encuentran dentro de los servicios menos valorados.