+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Los efectos de la crisis en la energía

El Ministerio de Industria no aclara si evitará el cierre de Carbonífera del Ebro

El secretario de Estado de Energía se entrevista con Aliaga sin despejar las dudas que atenazan al carbón. El consejero asegura que Madrid se compromete a trabajar para blindar el futuro de la térmica de Andorra

 

J. HERAS PASTOR
02/02/2013

El Gobierno central es receptivo a las demandas aragonesas sobre el carbón pero no garantiza nada. La reunión mantenida ayer en Madrid entre el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, y el consejero aragonés de Industria, Arturo Aliaga, no sirvió para despejar ninguna de las múltiples dudas que pesan sobre el sector. Ni siquiera se aclaró el problema urgente de la empresa Carbonífera del Ebro, de Mequinenza, cuya continuidad sigue en el aire después de un año de negociaciones para evitar su desaparición.

Aunque del encuentro no salió ningún compromiso firme, Aliaga se mostró satisfecho ya que confió en que el Ministerio de Industria tendrá en cuenta en sus próximas deliberaciones que la minería aragonesa "es la más competitiva de España", un hecho del que, remarcó, es conocedor el secretario de Estado.

El otro aspecto positivo fue que, según el consejero, Nadal se alineó con con el gran caballo de batalla del Gobierno de Aragón en este ramo: blindar el futuro de la térmica de carbón de Andorra. "El ministerio trabajará en la misma dirección --que la DGA-- para asegurar y convencer a Endesa de que haga la inversión necesaria para adaptar las instalaciones y buscar un horizonte a más largo plazo de la central", afirmó Aliaga.

ARAGÓN, LA MÁS COMPETITIVA Menos concisión hubo sobre el resto de peticiones del consejero. En la minería aragonesa preocupa especialmente el borrador ministerial sobre el reparto de cantidades de carbón nacional que se quemarán este año en las térmicas. Este informe provisional prevé que la comunidad produzca un 30% menos que en el 2012 --de 2,3 a 1,6 toneladas-- y excluye a Carbonífera del Ebro, de la que dependen unos 50 trabajadores y que se ha quedado sin cliente tras el cierre hace un mes de la térmica de Escucha.

El consejero reclamó que la resolución definitiva incluya a la firma de Mequinenza, asignando su producción a la central andorrana, y que se eleve el tonelaje de la cuenca de Ariño (Samca y Cia. General Minera). Según Aliaga, la respuesta de Nadal fue que "estudiará" estas demandas. Para convencer al ministerio, el consejero recordó que la minería aragonesa es la más competitiva del país, ya que con el 9% de las ayudas del sector produce el 30% de carbón nacional.

"La pelota está en el tejado del ministerio", aseveró Aliaga. El resultado de las gestiones hechas por la DGA en Madrid, en las que ha intervenido la presidenta Rudi, se conocerá dentro de aproximadamente un mes, cuando se publique en el BOE la resolución del ministerio.

Sobre si el Gobierno anticipará el final de las ayudas al sector al 2015 (en lugar del 2018), como se viene especulando en los últimos días, el secretario de Estado no se pronunció. La reunión pasó de puntillas sobre este asunto, al que Aliaga restó valor de cara a los intereses regionales. "Si hay unas minas de futuro en un régimen restrictivo y decreciente de ayudas son las de Aragón", zanjó.