+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

informe de ccoo sobre la seguridad y salud en el empleo durante el 2017

Las mujeres se accidentan un 52% más en los desplazamientos al trabajo

Los siniestros laborales crecen el 5% en Aragón y los ‘in itinere’ el 13%

 

Luis Clarimón, secretario de Salud Laboral de CCOO Aragón, ayer. - ángel de castro

JORGE HERAS PASTOR
06/02/2018

Las mujeres aragonesas sufren, en relación a los hombres, un 52% más de accidentes de camino o vuelta de su puesto de trabajo (in itinere). Esta tendencia se viene repitiendo en los últimos años, pero se ha intensificado en el 2017, cuando se contabilizaron 1.212 siniestros de ellas en los desplazamientos al tajo, es decir, el 60% del total (2.006), mientras que ellos sufrieron 794 (el 40%). Y eso, a pesar de que la proporción del empleo masculino es claramente superior al femenino en la comunidad.

Así lo recoge un informe elaborado por CCOO Aragón, que fue presentado ayer por el secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente del sindicato, Luis Clarimón, quien instó al Ejecutivo autonómico a investigar los motivos de este fenómeno, aunque intuyó que puede deberse al estrés, las prisas y las multitareas que realizan las mujeres, ya que por falta de igualdad cargan con más obligaciones familiares y domésticas.

Los datos globales de siniestralidad laboral en Aragón durante el 2017 muestran un incremento general de los accidentes. En concreto, se produjeron un total de 14.566 siniestros durante la jornada de trabajo, lo que supone un incremento interanual del 5,09% (706 casos más), por encima del 4,23% que aumentó el número de afiliados al régimen general de la Seguridad Social. Aún fue mayor el incremento de los accidentes in itinere, que subieron un 13,11% (234), hasta 2.006.

Del total de accidentes, 29 fueron mortales (tres in itinere), cuatro más que en el 2016, cuando se registraron 23 (dos en los desplazamientos). Por género, 27 de los fallecidos fueron hombres y dos mujeres, mientras que respecto a las causas, ocho se debieron a las condiciones de trabajo, 10 a accidentes de tráfico (tres in itinere) y once a patologías no traumáticas.

CCOO achaca el incremento de la siniestralidad laboral, que afecta además a todos los sectores productivos, al deterioro generalizado de las condiciones de trabajo, con una alta precariedad y rotación de plantillas. Como prueba de ello, el sindicato destaca que ocho de los trabajadores fallecidos el pasado año tenían menos de seis meses de antigüedad media en las empresas. Clarimón también vinculó el aumento a que las empresas no ponen en marcha las medidas necesarias en materia de prevención y se incumple la normativa porque en muchas de ellas no existe presencia sindical y hay menos control.

«ocultación» de enfermos / El pasado año, sin embargo, descendieron un 10% el número de enfermedades profesionales, hasta 487 casos (55 menos), lo que Clarimón achacó a que existe «ocultación» y muchas patologías «no salen a la superficie».

Por provincias, en Huesca se registraron 217 accidentes más, lo que supone un aumento de la siniestralidad del 8,59%, aunque el número de fallecidos bajó un 44,4% (de nueve a cinco). En Zaragoza hubo 670 siniestros, un 6,85% más y un aumento del 30% en los mortales (de 10 a 13 fallecidos). Teruel rompió con la tendencia, al registrar 181 accidentes menos (-11,69%).

Para reducir estos índices, Clarimón urgió la puesta en marcha este año de la red de médicos centinela prevista en la Estrategia Aragonesa de Salud Laboral para hacer aflorar las enfermedades laborales y que sean las mutuas las que se hagan cargo de su tratamiento.