+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El sector del automóvilECONOMÍA

Opel necesitará 100 empleos más para afrontar una mayor producción

La planta, que decidirá tras el verano si hay turnos en domingo, fabricará más de 430.000 vehículos. Figueruelas trabajará todos los viernes noche y sábados por la mañana a partir del mes de junio

 

R. BARCELÓ
06/04/2018

Opel España pisará el acelerador en junio con la implantación de 17 turnos de trabajo –frente a los 15 actuales– en su esquema productivo semanal. Ello supondrá que en la línea 1, donde se montan el Crossland X, el Mokka X y el Aircross, se trabajará todos los viernes por la noche y los sábados por la mañana desde el día 1 de junio, según confirmó ayer el director general de la compañía, Antonio Cobo. El objetivo de este cambio es hacer frente al incremento de los pedidos. Según las estimaciones de la empresa, en todo 2018 saldrán de Figueruelas entre 430.000 y 440.000 vehículos, es decir unos 50.000 más que en el 2017 (382.000 coches). Por lo pronto, en los meses de marzo, abril y mayo ya se trabaja todos los sábados y dos viernes noche al mes.

Este aumento de la producción tendrá su reflejo en la plantilla, ya que Opel España deberá contratar, al menos, a 100 personas, según confirmaron a este diario fuentes sindicales. Cobo precisó que la medida tendrá un «impacto en el empleo», aunque no quiso avanzar una cifra concreta. No obstante, sí destacó que ya se ha renovado a casi todos los empleados temporales que salieron de Figueruelas antes del 2018, a raíz del conflicto que estalló entre la compañía y el comité de empresa por la negociación del convenio colectivo dentro de la integración de Opel en el grupo francés PSA.

El dinamismo que ha adquirido Figueruelas en los últimos años tendrá, por tanto, su máximo exponente en el segundo semestre del 2018. «Tras el verano pondremos en marcha otro proyecto para elevar la capacidad de la línea 1 de producción», aseguró Antonio Cobo ayer a preguntas de los periodistas. «Con todo esto, nos ponemos en unos volúmenes importantes y cubriremos la demanda hasta final de año», dijo el directivo, si bien no descartó poner en marcha un nuevo turno de fin de semana, que conllevaría trabajar también todos los domingos. Esta decisión, que elevaría todavía más la plantilla de Figueruelas, se tomará antes de septiembre y dependerá de cómo evoluciona el mercado y los pedidos.

Uno de los grandes objetivos de la factoría aragonesa es alcanzar su máxima capacidad productiva (485.000 coches al año), aunque no se descarta poder superar el medio millón de unidades. Precisamente, llenar la planta de producto fue una de las exigencias del comité para firmar el último convenio colectivo. Un acuerdo que abrió las puertas a la llegada del nuevo Corsa eléctrico, a partir del 2020.

LA EFICACIA DEL PLAN PACE! 

El director general de Opel España recalcó también los «resultados positivos» que está ofreciendo la aplicación del plan PACE! en Zaragoza, que perseguía un ahorro de costes y una mejora de la eficiencia y la competitividad. Las palabras de Cobo fueron muy bien recibidas por el responsable de Logística y Manufacturas de Opel Europa, Remí Girardón, que asistió a la fabricación del vehículo 13 millones en Figueruelas. Al acto también acudió el presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Economía, Marta Gastón.