+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

participaron Más de 520 agentes

Operación antifraude a escala nacional en el sector del mueble

De los 112 locales inspeccionados, seis se localizaron en Aragón

 

EL PERIÓDICO
15/03/2019

Un total de 112 locales de toda España relacionados con la fabricación y comercialización de muebles fueron objeto de registros simultáneos desde primera hora de ayer, dentro de una gran operación a escala nacional contra el fraude fiscal lanzada por la Agencia Tributaria en las 15 comunidades autónomas de régimen común. En la operación participaron más de 520 funcionarios de la Agencia Tributaria.

La operación bautizada como Iroko fue el inicio de actuaciones inspectoras sobre 119 sociedades y 38 personas físicas, socios y administradores de las empresas investigadas, a partir de la entrada y registro en 112 locales. Las investigaciones previas permitieron detectar posibles manipulaciones contables encaminadas a facilitar la declaración de beneficios inferiores a los reales y a disimular la ocultación de ventas, previsiblemente con el fin de reducir la factura fiscal en el impuesto de Sociedades y el IVA.

El dispositivo dispuesto por la AEAT se desplegó sobre locales tanto de fabricantes de muebles, como de comerciantes mayoristas y minoristas del sector situados en las comunidades de Andalucía (34 locales), Aragón (6), Asturias (3), Baleares (1), Canarias (6), Cantabria (1), Castilla-La Mancha (1), Castilla y León (5), Cataluña (20), Extremadura (2), Galicia (5), La Rioja (1), Madrid (6), Murcia (5) y Comunidad Valenciana (16). Las actuaciones se iniciaron en la mañana de ayer de forma simultánea a la hora de apertura de los locales con la personación de funcionarios de la Inspección Tributaria y sus Unidades de Auditoría Informática (UAI) en los establecimientos de las sociedades investigadas, con el fin de acceder directamente a la documentación e información contable o auxiliar real, incluidos los sistemas informáticos, según explicaron fuentes de la AEAT. Al tratarse de una actuación de carácter administrativo, no implicaron detenciones.

La operación fue coordinada por Inspección de la Agencia Tributaria y participaron más de 400 funcionarios de Inspección, agentes policiales y 120 funcionarios de vigilancia aduanera.