+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Pilar Gómez-Acebo PRESIDENTA DE FEDEPE : "Las mujeres vamos a devolver a la empresa los sentimientos"

 

Pilar Gómez-Acebo impartió ayer una conferencia en Ayanet. - Foto:SERVICIO ESPECIAL

RICARDO BARCELÓRICARDO BARCELÓ 20/10/2006

NACIÓ 19 DE MAYO DE 1955.

FORMACIÓN LICENCIADA EN SOCIOLOGÍA Y CIENCIAS POLÍTICAS. MÁSTER EN RECURSOS HUMANOS Y DIRECCIÓN DE EMPRESAS

TRAYECTORIA VINCULADA A EMPRESAS EDITORIALES, ASÍ COMO DE EXPORTACIÓN DE BIENES DE CONSUMO Y DE CONSULTORÍA. ACTUALMENTE ES PRESIDENTA DE HONOR DE LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MUJERES DIRECTIVAS Y EMPRESARIAS (FEDEPE)

Pilar Gómez-Acebo se acercó ayer a Zaragoza y ofreció en Ayanet una conferencia sobre La aportación femenina al mundo de la empresa, en la que dibujó una perspectiva distinta sobre el mundo empresarial.

--¿Deben estar presentes los sentimientos en la dirección de una empresa?

-- No podemos prescindir de los sentimientos. El 90% de las decisiones están condicionadas por los sentimientos.

--¿En qué medida deben primar sobre la razón?

--Si, por ejemplo, somos un 90% de sentimientos y un 10% de razón, ésa debe de ser la proporción. De ahí sale además el sentido común, que es quizá el menos común de los sentidos en estos momentos en el mundo de las organizaciones.

--¿Eso da a las mujeres más capacidad para dirigir una empresa?

--El hombre ha vivido una etapa donde el contenido racional era el primer estamento, pero esa etapa ha pasado y no va a volver. Ahora, la nueva economía se va a regir mucho más por los intangibles que por los tangibles, es decir, a través de las relaciones. Devolver los sentimientos a la empresa va a ser una de las mayores aportaciones de la mujer a la empresa.

--Dígame las claves para ser un buen jefe o jefa.

--La primera es dedicar mucho tiempo a los seres humanos. Además, debemos de hacer aquello que sabemos hacer y en lo que somos útiles. Si a eso le ponemos sentido común, tenemos tres grandes claves para dirigir una organización.

-- ¿Cómo se puede conjugar la vida personal y la laboral en estos momomentos?

--La vida personal debe de estar en todo lo que uno hace y en todas las decisiones que uno adopta. Impregnar el trabajo de esa vida personal, de los demás y del sentido común es una de las asignaturas pendientes de las empresas en el futuro. La mayor petición de los empleados hoy en día es el tiempo que me dedica mi jefe, y es para lo que nunca tenemos tiempo, para la gente.

--Los tiempos que corren ¿juegan aún en contra de las mujeres?

--Se debería conciliar más trabajo y familia. Hay empresas que tienen beneficios enormes y grandes ganancias trabajando cuatro días a las semana y seis horas diarias. Empresas que exigen unas horas en las que el ser humano no da de sí, son empresas enfermas. Los beneficios no están ligados al número de horas de trabajo.

--¿Cree que habrá que esperar mucho tiempo para que ésta y otras conductas caigan?

--Quizás. Lo malo es que vamos a tener que compaginar empresas del siglo XVI, del XVIII y del XXI. Los mejores profesionales irán a las empresas que más los cuidan y serán las empresas punteras.

--¿Y cuánto tiempo debe de pasar para que más mujeres dirijan?

--Acabamos de poner en marcha el directorio de mujeres consejeras para que se vea el escenario de capacitación de las mujeres que tienen un perfil o trayectoria como para ser consejeras de empresas del Ibex 35, y tenemos un elenco importante. Es un giro importante. Las cuotas no las quiere nadie, pero es un mínimo para que no pasen 50 años hasta que pase esto.