+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MOTOR

PSA aspira a exportar vehículos a Sudamérica desde su futura planta marroquí

 

PSA aspira a exportar vehículos a Sudamérica desde su futura planta marroquí - EL PERIÓDICO

EFE
16/01/2018

El grupo automovilístico francés PSA aspira a exportar vehículos a América del Sur desde la planta que abrirá en Marruecos a finales de 2018, que se apoyará con la de Zaragoza, según afirmó el director regional de la compañía para África y Oriente Medio, Jean-Christophe Quemard.

En una entrevista publicada hoy por el diario marroquí "L'Économiste", el directivo de PSA dijo que, si bien esta factoría tendrá una vocación de "servicio regional", no descarta su apertura a otros mercados.

Y argumentó que, de cara a la exportación transatlántica, un coche fabricado en Marruecos será "más competitivo" que uno procedente de Europa.

Quemard aseguró que la nueva planta, ubicada en Kenitra (a unos 50 kilómetros al norte de Rabat), comenzará a funcionar a finales de 2018, como estaba previsto, y pondrá en marcha la producción en serie a comienzos de 2019, con el objetivo de fabricar 90.000 vehículos ese mismo año.

"Estrenaremos la fábrica con un nuevo coche que será producido simultáneamente en otra planta del Este de Europa", añadió Quemard, sin precisar más detalles sobre el modelo del grupo (que integra las marcas Peugeot, Citroen, DS y, desde el año pasado, Opel y Vauxhall) que se elaborará en Marruecos.

PSA pretende que la factoría de Kenitra alcance, en una segunda fase, una producción de 200.000 vehículos anuales.

La planta tendrá, de inicio, una tasa de integración (porcentaje del automóvil producido localmente) del 62 %, y el grupo francés espera que alcance el 80 % en el futuro.

El directivo subrayó también que la presencia en España de "la fábrica más importante de Opel" (ubicada en la provincia de Zaragoza) ayudará a "desarrollar" el "ecosistema marroquí" de PSA.

En los últimos años, la industria automovilística se ha convertido en uno de los motores de la economía de Marruecos, que desde 2012 cuenta con una importante fábrica de Renault en Tánger, al norte del país.

Además, la compañía china BYD, una de las líderes mundiales en la fabricación de vehículos eléctricos, anunció el pasado diciembre que construirá, también en Tánger, una planta de producción de automóviles, camiones, autobuses y vagones eléctricos.