+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

crisis de un sector estratégico de teruel

El PSOE aragonés exige a Nadal que no cierre la térmica de Andorra

El Gobierno prosigue con el decreto pese al varapalo de la CNMC

 

EL PERIÓDICO
27/01/2018

El PSOE aragonés exigió ayer al ministro de Energía, Álvaro Nadal, y a los grupos parlamentarios que elaboren un decreto que incluya el mantenimiento de la central térmica de Andorra porque su cierre no afectaría solo al empleo, sino a la despoblación de una zona y la vida de una comarca.

Este asunto, junto a otros temas de relevancia para la comunidad, fue ayer objeto de debate durante la reunión de la interparlamentaria de los socialistas aragoneses con el objetivo de «establecer las líneas rojas» del partido, señaló su portavoz en las Cortes de Aragón, Javier Sada. En declaraciones a los medios, consideró que «es imprescindible» que haya una negociación para Aragón que permita mantener la central térmica de Andorra.

El PP también reiteró su defensa a las centrales térmicas. «El Ministerio está haciendo lo posible e imposible por apoyar a Andorra y las centrales de carbón», dijo el diputado en el Congreso por Teruel, Manuel Blasco.

Las reacciones se producen después de que el jueves se conociera que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) rechazara el proyecto de real decreto que pretende aprobar el ministro Nadal para endurece las condiciones para autorizar el cierre de centrales de generación eléctrica –como la de carbón de Andorra–. El organismo regulador sostiene que introduce «crea inseguridad jurídica para las nuevas inversiones».

El Gobierno seguirá adelante con esta normativa pese al informe desfavorable de la CNMC que pone en duda su base legal. Energía considera que existe «un problema económico de fondo» que requiere una solución y «teme» que clausuras como las de la térmica de carbón de Lada, o de nucleares, puedan hacer subir los precios de la electricidad.