+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Instituto de la Empresa Familiar

Riberas: "Ha llegado el momento de que empecemos como país a ponernos en marcha"

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar urge a los políticos a alcanzar acuerdos que garanticen estabilidad

 

Francisco J. Riberas, presidente del Instituto de la Empresa Familiar. - RAFA MARTIN

SARA LEDO
20/06/2019

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco J. Riberas, ha urgido este jueves a dejar un lado las batallas políticas e iniciar el diálogo constructivo para poner en marcha una visión a largo plazo. Para ello, Riberas pidió a los partidos políticos a "alcanzar acuerdos que garanticen estabilidad", en el marco de una nueva era en la que el bipartidismo ya no forma parte del terreno de juego.

"Llevamos meses o años en los que las batallas políticas monopolizan los debates de la sociedad, hoy en día los medios de comunicación solo habla de pactos, alianzas, coaliciones para ver quien gobernará, pero muy pocas referencias a políticas educativas a largo plazo, muy poquitas visiones constructivas. Ha llegado el momento en que empecemos como país a ponernos en marcha", dijo Riberas en la inauguración de la jornada 'Formación de calidad para un empleo de calidad', organizada por el lobi de parientes.

El presidente del lobi aseguró que muchos estudios sitúan al sistema educativo español en niveles muy bajos, debido a varios motivos, entre ellos, citó Ribera, "la ausencia de un modelo de educación estable con unos objetivos a largo plazo". No obstante, el presidente de las empresas familiares aseguró que "sean cuales sean las causas" que han llevado a esta situación, "es urgente que hagamos lo posible por cambiar las cosas". En este sentido, Riberas recordó los 40 años de la Constitución española como referente de un espíritu de "consenso y ambición de construir grandes cosas".

"Este espíritu lo tenemos que rescatar de forma urgente, España corre un riesgo serio de quedarse atrás", añadió Riberas que señaló que en la actualidad se abre un nuevo periodo político en el que ya no hay un bipartidismo claro por lo que será necesario "alcanzar acuerdos que garanticen estabilidad". "Tenemos que enfocarnos a dar solución a dos problemas que no hemos sido capaces de solucionar", dijo Riberas que señaló hacia el bajo nivel del sistema educativo y las altas tasas de desempleo.

Riberas subrayó que, aunque España crece de manera superior al resto de países de Europa, tiene el nivel de desempleo más alto de nuestro entorno, un problema que recuerda al inicio de la crisis y que se junta con las dificultades de muchas empresas para encontrar profesionales idóneos para sus vacantes de empleo. "No estamos preparados para enfrentarnos a un momento de desaceleración económica, que llegará en algún momento", advirtió el presidente del Instituto de la Empresa Familiar quien urgió a "revertir estos problemas estructurales de nuestro país".

"España no puede ser solo un país de servicios y turismo, tenemos que también que tener una industria que sea competitiva a nivel global", añadió. Para ello, Riberas pidió una "reforma" del sistema educativo y de formación con la que abordar los planes de estudios actuales que calificó de "rígidos" y apuntar hacia el futuro de la mano de las nuevas tecnologías y con un enfoque formativo "más práctico".

En este sentido, Riberas pidió "revitalizar" la formación profesional, considerada como una opción de segunda categoría en España. Según los datos del lobi, en el periodo 2017-2018 había 738.226 alumnos en la formación profesional, de los cuales, en el curso anterior, solo el 2,5%, (apenas 23.000 alumnos) lo hicieron en la modalidad de formación profesional dual. Sin embargo, la educación universitaria acogió en el mismo periodo a casi 1,3 millones de alumnos que ascenderían a más de 1,5 millones al incluir máster y doctorado. "Hay que cambiar y hay que hacerlo ya, no podemos seguir esperando", concluyó Riberas.