+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Impuesto sobre servicios digitales

La 'tasa Google' cargará hasta 665 millones a los consumidores, según el sector digital

Un informe encargado por Ametic y Adigital estima que el beneficio de las empresas se recortará en 562 millones

 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la presentación del proyecto de ley de Presupuestos en el Congreso de los Diputados. - DAVID CASTRO

ROSA MARÍA SÁNCHEZ
29/01/2019

El impuesto digital previsto en el proyecto de ley aprobado por el Gobierno supondrá un perjuicio para los consumidores de hasta 665 millones de euros, en forma de un mayor precio de los productos y servicios 'on line', según cálculos de un informe de la consultora PwC eslaborado para las patronales tecnológicas Ametic y Adigital.

Ambas patronales, que ejercen una labor de lobbi contra la adopcion de un nuevo tributo en el sector, sostiene que el impuesto sobre deteminados servicios digitales que gravará con un 3% la facturación de plataformas, de publicidad 'online' y de venta de datos tendrá un impacto negativo sobre el bienestar de los consumidores españoles.

El citado informe cifra el perjuicio en un valor económico estimado entre 515 y 665 millones de euros, en forma de un incremento de los precios y los servicios, lo que conlleva pagar más por ellos. El documento "Impacto de un impuesto sore los servicios digitales de la economía española" concluye que "el coste del impuesto será transferido a las compañías usuarias de los servicios gravados, que trasladarán una parte al precio final que paga el consumidor"

En particular, el informe estima que las empresas usuarias de los servicios digitales verán reducidos sus beneficios entre 450 y 562 millones de euros, sumando el incremento del coste de uso de las plataformas y marketing 'online' y la disminución de ventas por el traslado de parte del precio al cliente final

El efecto en el beneficio de las empresas -según el informe dePwC- tendrá una repercusión económica de hasta 662 millones de euros sobre el PIB nominal.