+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

REINICIA ARAGÓN

Tecnología 'a punta pala'

La empresa ejeana Tenías aglutina el 65% de cuota de mercado nacional en el sector de la agromecánica y el 30% de su facturación procede del comercio exterior

 

Un trabajador soldando maquinaria. - Foto: B. L. O.

B. LAPUENTE DE OJEDA
27/07/2014

Una empresa familiar con horizontes exportadores. Así podría definirse Tenías, un apellido y una firma aragonesa que ha conseguido llegar a la cima del sector agromecánico en el territorio nacional, por lo que ahora busca su éxito en el mercado exterior con la venta de sus productos de última generación por todo el mundo.

Tenías, que se dedica a la producción de palas cargadoras, tractores, polidozers y quitanieves, cuenta con la última tecnología en toda su producción, ya que dispone de un departamento de I+D+I que constituye una parte esencial de la compañía. Este funciona como una empresa independiente dentro de la compañía, tiene la función de diseñar constantemente nueva maquinaria y asegurar la calidad de la producción. "Nuestro punto fuerte es que cogemos la última tecnología y la aplicamos a nuestros productos", apunta Jesús Tenías, el director gerente.

Este es uno de los factores por los que Tenías tiene una plena penetración en el mercado español y una expansión internacional cada día mayor. "Tenemos un 65% de cuota de mercado en España, con tres competidores directos, por lo que la exportación es nuestra única alternativa. En el territorio nacional no vamos a vender más de lo que vendemos", apunta Fernando Tenías, actual director comercial.

Además, la crisis ha golpeado fuertemente el sector, por lo que Tenías ve a la exportación como una solución a la situación actual. Aun así, confiesa que "la venta al exterior es complicada y costosa, además de tener que pasar mucho tiempo fuera de casa". Los responsables tienen que permanecer un largo periodo de tiempo en el país de destino ya que "realizan el primer montaje y dan una formación a los trabajadores que van a estar en contacto con el producto". De momento, el 30% de su facturación proviene del comercio exterior, pero Tenías cuenta con un potencial y unas expectativas de llegar mucho más lejos.

Expansión
"La primera exportación fue a Irán a través de un contacto que teníamos en Madrid y así, a base de participar en cientos de ferias y viajando mucho, nos hemos hecho hueco en diversos mercados de muchos países, como Francia, Italia, Lituania o República Checa y hace tres años nos adentramos en Sudamérica", explica el directivo.

que asegura haber participado en más de 200 ferias de todo el mundo y que, por ello, y debido a la buena publicidad y contactos, se han dado a conocer en los cinco continentes.

"Nuestro principal mercado exportador es Francia, aunque es uno de los más exigentes. Si te haces un hueco en el territorio francés, tienes casi asegurado el resto", afirma el directivo, aunque subraya la dificultad y el coste de introducirse en un nuevo país y el tener que adaptarse a las particularidades de cada uno. "La forma de trabajar es diferente en cada punto del mapa, la maquinaria que se utiliza en Francia o Alemania es mucho más sofisticada que en países como Marruecos, por lo que hay que estar preparado para cada situación", añade.

Un poco de historia
Tenías, que ha llegado a ser "una pequeña multinacional", comenzó su andadura hace casi 60 años como un pequeño taller de reparación de maquinaria agrícola de la mano de los hermanos Jesús, Gregorio y José Tenías Longás. En esos años, la situación en la que se encontraban no era favorable. La precariedad de recursos y la ausencia de posibilidades económicas les obligó a hacer muchos sacrificios para sacarlo adelante. "Nuestros padres se veían obligados a trabajar durante el día en otros talleres, mientras atendían el suyo propio por la noche", apunta Fernando Tenías.

Poco a poco, fue apareciendo la mecanización agrícola que no había entonces, "empezaron a aparecer los tractores y hubo que equiparlos", por lo que a finales de la década de los 60, la empresa se consolidó como fabricante de traíllas, arados y palas cargadoras y consiguió implantar sus canales de distribución todavía existentes a día de hoy. Una década después, se realizaron fuertes inversiones en maquinaria y se creó Tenías SA, que pasó de padres a hijos años después. "A finales de los 80, la producción se triplicó manteniendo la misma plantilla y fue justo en estos años cuando nos adentramos en el mundo del mercado internacional", explica el directivo.

Actualmente, la empresa cuenta con un total de 70 trabajadores directos y aproximadamente unos 120 indirectos que pertenecen a talleres auxiliares que trabajan en su mayoría exclusivamente para Tenías. La compañía también cuenta con las delegaciones con las que la firma está presente en varias comunidades, e Hidraúlicos Ejea, una compañía con carácter y autonomía propias pero totalmente ligada a la empresa matriz, ya que solo produce cilindros y piezas para Tenías SA. En total, la firma cuenta con 25.000 metros de superficie comercial dividida en las diferentes secciones de producción, y aparte dispone de unos almacenes de 10.500 metros cuadrados.

"Estamos contentos y nuestro reto es llegar a facturar el 50% en exportaciones, para ello no hay que dejar de moverse", dice el directivo de una empresa con un éxito nacional y una apertura de mercados cada vez mayor.

 

 

 
 
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de El Periódico de Aragón

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla