+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

LOS PROBLEMAS DEL SECTOR PORCINO ANTE LA FALTA DE ALTERNATIVAS MEDIOAMBIENTALES

La única planta para tratar purines en Aragón está "abocada a la quiebra"

  •  El precio del gas y el recorte de la prima paraliza otros cinco proyectos de Adap en la c
  •  

    RICARDO BARCELORICARDO BARCELO 07/06/2004

    La única planta de cogeneración que existe en Aragón para el tratamiento de purines podría desaparecer en próximos meses si no se pone freno a la grave crisis que arrastra el sector, originada por el alto precio del gas y el recorte de las primas que el Gobierno aporta a las compañías que se ocupan de la explotación de estas instalaciones en España.

    Este hecho "abocará a la quiebra" a la planta ubicada en Altorricón (Huesca), según señalan los responsables de Guascor --empresa que impulsó el proyecto hace un año y medio--. Además, otros cinco proyectos iniciados en la comunidad por las compañías que integran la Asociación de Empresas para el Desimpacto Ambiental de Purines (Adap) se encuentran a día de hoy paralizados. Estas plantas --algunas ya finalizadas y otras en construcción-- se localizan en los municipios oscenses de Belver, La Sotonera, Monegros y en Zaidín. La inversión conjunta de las seis plantas asciende a 84 millones de euros.

    La planta de Altorricón, que ha supuesto una inversión de 15 millones de euros y da empleo a 15 trabajadores, "lleva ya un tiempo por debajo de la rentabilidad, por lo que es necesaria una solución a corto plazo o acabará desapareciendo", apuntan desde Guascor, lo que agravará todavía más la situación que atraviesa Aragón en materia de tratamiento de purines.

    PROBLEMA MEDIOAMBIENTAL El número de cabezas de porcino en Aragón se sitúa en los 6,1 millones, que generan un total de 7,5 millones de toneladas de purines. De ellos, 500.000 toneladas al año son consideradas excedentarias, según afirman desde Adap, lo que origina un problema de saturación que se localiza principalmente en las comarcas de La Litera, Maestrazgo, Matarraña y Cinca Medio, con niveles de purines por hectárea y habitante muy superiores a lo aconsejable.

    En el conjunto de España, según cálculos de Adap, existe un déficit de entre 50 y 60 plantas, que serían necesarias para abordar el exceso de purines, mientras que en la comunidad sería necesaria la implantación de unas cuatro o cinco plantas.

    La planta de Altorrción tiene capacidad para tratar 100.000 metros cúbicos de purines al año y da servicio a las explotaciones de porcino agrupadas en las ADS de este municipio. En concreto, sus instalaciones, que cuentan con una potencia instalada de 14,6 megawatios, atienden a 80 ganaderos de la zona.

    El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés del Agua ya ha encargado un estudio a la Universidad de Zaragoza sobre los acuíferos en la comunidad, con el fin de determinar el impacto y la cantidad de purines que se pueden absorber sin que ello origine un problema medioambiental. Está previsto que a finales de año se presenten las conclusiones de este estudio. "Si se pudieran transportar los purines con facilidad, Aragón tendría suficiente capacidad de absorción, pero el problema es la excesiva concentración", aseguran fuentes del departamento de Medio Ambiente.

    Sin embargo, todos coinciden en que sólo existen soluciones parciales, ya que la única posibilidad pasa por este tipo de plantas, que se enfrentan a un "grave" problema de rentabilidad, afirman desde Adap.