+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL LÍO DE LOS CONTRATOS DEL IMSERSO

Viajes en la nevera

Hacienda paraliza el programa después de que los hoteleros impugnasen los pliegos H Están en peligro los viajes de casi un millón de personas

 

SARA LEDO
01/06/2019

El concurso del Imserso apunta a convertirse en el culebrón turístico del año. Después de que la CNMC alertara sobre la falta de competencia del contrato, hace unos días los hoteleros impugnaban los pliegos y el jueves Hacienda suspendió temporalmente el procedimiento. Ahora son las agencias de viajes las que entran en acción y aprovechan la coyuntura para mejorar sus condiciones económicas. El jueves, los hoteleros españoles –Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos (Cehat)– mostraban en un comunicado su satisfacción con la decisión de Hacienda de paralizar los pliegos a la espera de estudiar el recurso y estimarlo o no, al tiempo que señalaban que esperaban poder reunirse con los responsables de Turismo y de Sanidad y Asuntos Sociales para consensuar «una salida al problema que pueda satisfacer a todos los implicados». Los hoteleros se quejan del precio y dicen que, para evitar las pérdidas, el precio por persona y día debería situarse en el entorno de los 25 euros, y no entre los 22,1 y 22,5 euros de los pliegos.

Desde que entró en vigor la nueva ley de viajes combinados a finales de 2018, que otorga una mayor protección para el viajero a través de seguros que deben costear las propias agencias, el beneficio para las agencias es menor. Fetave estima que la nueva protección tendrá un coste de entre 9 y 11 euros, mientras que la comisión de la agencia por vender los viajes del Imserso es de 9,90 euros más IVA (12 euros brutos). Sin embargo, Fetave decidió no recurrir vía judicial y dejar que sean las agencias una a una las que decidiesen si formar parte o no del programa del Imserso. Sin embargo, en el caso de que abra la oportunidad para los hoteleros, ellas piden no ser menos.

El problema de la suspensión de los pliegos es el tiempo. Solo existe un precedente en el que se retrasó el inicio del programa, fue en el año 2015 y supuso un retraso en los viajes de casi un millón de jubilados y en las contrataciones de más de 12.000 personas.