+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Vigo, el laboratorio de Tavares

El mandamás de PSA sacó de la crisis a la planta gallega a costa de recortes que han llevado los salarios más bajos a niveles mileuristas H El grupo francés fuerza a Figueruelas a tender a ese modelo

 

Vigo, el laboratorio de Tavares -

J. HERAS PASTOR
28/01/2018

Figueruelas debe ser como Vigo o, al menos, parecerse si quiere brillar dentro del grupo PSA, al que pertenece Opel desde hace medio año. Es la consigna que de manera machacona viene repitiendo la dirección de la empresa desde el inicio de la negociación de nuevo convenio de la planta aragonesa. La compañía pone como ejemplo a la factoría gallega por los buenos resultados que le han dado las recetas de Carlos Taveres, el todopoderoso consejero delegado del grupo automovilístico francés, que ha sacado a este factoría de la zona de peligro y ha dado la vuelta a los número rojos de la multinacional. Pero esa fórmula tiene sus peajes en forma de recortes laborales, a los que están acostumbrados (y resignados) los trabajadores de la planta viguesa. Allí la empresa ha podido además meter la tijera sin muchas dificultades gracias a la amplísima mayoría sindical de una organización tildada de «amarilla» por el resto de centrales.

Vigo y Figueruelas son de un tamaño similar –ambas rondan los 5.400 empleados–, pero las condiciones laborales y salariales de la primera son muy inferiores a los de la segunda. La planta gallega funciona con una elevada temporalidad de contratos, no aplica el de relevo, la flexibilidad es mayor y cuenta con la mitad de pausas, entre otros puntos. Ambas plantas tienen un bagaje industrial y una estructura sindical muy diferentes, lo que hace que la compañia no se planteé una homologación a rajatabla. Pero Balaídos (el polígono donde se ubica) es un espejo al que la factoría zaragozana va a tener que mirarse a partir de ahora para mantener su estatus productivo.

El vía crucis por el que ahora pasada el complejo de la Ribera Alta de Ebro ya lo vivió hace tres años la planta hermana del nordeste español. Allí, estuvo en juego la fabricación de las furgonetas (proyecto K9), su corazón productiva –al igual que el Corsa en Zaragoza–, que la compañía gala barajó llevarse a Eslovaquía. Al final se amarró la producción con un acuerdo de competitividad que solo firmó el sindicato independiente STI-FSI (representa el 60% del comité). Ese pacto se tradujo en congelación salarial, la reducción o eliminación de pluses y la introducción de una nueva escala salarial mileurista para las nuevas contrataciones, que parten de 16.000 euros brutos al año, por debajo del convenio de metal de Pontevedra y de los promedios del sector del automóvil.

Descontento laboral

La carrera por la competitividad de PSA pasa por rebajas salariales a cambio de mantener el empleo. Así, como premio a sus sacrificios, Vigo trabaja hoy casi a plena capacidad y está inmersa en el lanzamiento de varios vehículos, lo que le ha llevado a introducir un cuarto turno los fines de semana. La plantilla ha vuelto a crecer en número, después de muchos años a la baja. A pesar de ese dinamismo, el descontento entre los trabajadores es generalizado, según varios sindicalistas y empleados consultados por este diario. «La plantilla no está implicada. Existe desmotivación y sensación de fraude porque el grupo salió de la crisis pero esa recuperación no ha llegado a los salarios», lamentan fuentes de CCOO.

La prueba de ese desinterés es que, según cálculos sindicales, tres de cada diez eventuales que entraron en la planta gallega el pasado año dejaron su puesto a la semana. «Trabajar a un ritmo de cadena de montaje es duro y más por un sueldo que no merece la pena», señalan. «Los jóvenes que entran no tiene perspectivas ni planes para hacerlos indefinidos. Hay desánimo», reiteran desde UGT.

Desde el comité de PSA en Vigo desean el «mejor final» para el conflicto abierto en Figueruelas, pero recomiendan a sus compañeros «salvar los muebles» y «llegar a un acuerdo como sea». «Tavares es un killer. No moverá un dedo si se enroca la situación o hay movilizaciones; más bien la contrario», aseguran.

   
3 Comentarios
03

Por Aurelio 11:47 - 28.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Vaya directivos tenemos, conseguir beneficios empobreciendo a los trabajadores........ Eso lo sabe hacer cualquiera, no hace falta ser muy listo...... Los listos de verdad, hacen grande la empresa a la vez que a sus trabajadores. Cuando necesite el apoyo o esfuerzo extra de sus trabajadores, se dará cuenta que el sentido de ánimo cuenta mucho. El mejor jefe, es que se gana el poder con sus empleados, no el que tiene que enseñar el título de propiedad de la empresa, o la placa de jefe. Y eso a todos los niveles.

02

Por Melitongómez 8:44 - 28.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Caramba, hace seis meses todo parecía bien y ahora... esto. ¿Pero este señor de que partido político ha salido?

01

Por balaitus 8:42 - 28.01.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

ya esta todo pactado,es normal este proceso de negociación,el órdago a la mayor lo tira la empresa,ya que al final sera recesivo para la planta(seguramente congelación salarial y mas dias al año de trabajo,a cambio de recontratar a los relevos despedidos),sabéis como se negocia un convenio en las empresas grandes?,las dos centrales mayoritarias (ugt,ccoo) ,van y por detrás le dicen  a la empresa lo que quieren,normalmente empleo,porque?,porque así meten voceros de sus bolsas de empleo y se aseguran el voto a futuro,se perpetúan,ademas en prensa vende mucho. las empresas les dicen lo que tiene que pedir,y ellos lo abanderan como propio,se pactan incluso los paros y huelgas,como dicen ellos a puerta cerrada SE PACTA EL ENCUENTRO Y EL DESENCUENTRO,con esto creo que lo he dicho todo de estos órganos,creados por y para el empresario por cierto cuando están diciendo que asumen que les costará afiliados,sabéis que quieren decir?que firmaran el convenio pasando de la plantilla,legalmente pueden,por mayoría(ccoo y ugt)sin votar ni contar con su afiliación,el comité una vez constituido puede y tiene capacidad y potestad para firmar el convenio sin preguntar,lo de votarlo es otra pantomima mas