+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 
   
 
 

Automoción

Volkswagen redujo en 2020 sus emisiones pero deberá pagar multa en Europa

El consorcio alemán deberá abonar 109 millones de euros al superar en 0,5 gramos de Co2 por kilómetro la media establecida con sus socios para afrontar la normativa europea

 

Logo de Volkswagen en un ID.3 -

XAVIER PÉREZ
21/01/2021

El Grupo Volkswagen deberá pagar 109 millones de euros de sanción a la Unión Europea, después de que la media de emisiones obtenida por sus vehículos en 2020 supere ligeramente el límite establecido en la normativa CAFE (Corporate Average Fuel Emissions). Pese a que tanto Audi como Volkswagen consiguieron acabar el ejercicio pasado por debajo de la media de 95 gramos requerido (sobre los 92 gramos de media), el resto de marcas del grupo (entre las que se encuentra la española Seat) no han contribuido lo suficiente para cerrar a cero el diferencial.

No obstante, las marcas del consorcio alemán redujeron el pasado año cerca del 20% de su nivel medio de emisiones respecto a 2019. Sin contar a Lamborghini y Bentley, el Grupo Volkswagen se asoció con varias marcas en Europa para intentar cuadrar un nivel óptimo de emisiones de CO2, fijando en base a las previsiones una media de 98,7 gramos al cierre del año. Finalmente la suma ha arrojado 99,3 gramos, por lo que la desviación de 0,5 gramos por kilómetro supondrá la mencionada multa de 109 millones de euros. No obstante, tal y como afirmó a finales de año, Frank Witter, director financiero de la marca, ya se había realizado una provisión de 200 millones de euros para atender la posible sanción.

El importe de la multa llega de multiplicar, a la espera de que se presenten y ratifiquen las cifras por parte de la Unión Europea, el número de vehículos comercializados en Europa por el grupo (2,3 millones) por la desviación acreditada (0,5 gramos) por 95 euros (que se paga por gramo superado). Además, hay que proceder al ajuste pactado por los fabricantes con la Unión Europea que daba de margen hasta 2022 para ajustar el nivel de emisiones. Para ello la medida contempla que un coche que contamine menos de 50 gramos de CO2 por kilómetro computará como dos ventas el primer año, como 1,67 vehículos en el segundo y como 1,33 en el tercero.

La ayuda del Cupra Born

Con todo, Herbert Diess, CEO del consorcio alemán, reconoce que lo atípico de 2020 no ha ayudado a conseguir el empate o la reducción en materia de emisiones. El irregular comportamiento del mercado ha hecho que "hayamos sobrepasado por muy poco nuestro objetivo de flota para el 2020, afectados negativamente por la pandemia de Covid-19. Junto con Volkswagen Turismos y Audi, ahora Cupra y Škoda también están sacando al mercado modelos atractivos eléctricos, adicionales en sus gamas. Esto nos permitirá alcanzar nuestro objetivo de flota de este año, apunta Diess en un comunicado.

Los nuevos modelos electrificados presentes en el Grupo Volkswagen harán que la compañía reduzca ostensiblemente el nivel de emisiones en este 2021. El grupo presentará este año varios modelos basados en la Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica (MEB). Audi empezará el año con el Q4 e-tron y el Q4 e-tron Sportback , Cupra lanzará el Born y koda ofrecerá el Enyaq iV. Volkswagen Turismos lanzará el ID.4 en numerosos mercados adicionales y presentará un nuevo modelo totalmente eléctrico.

El consorcio alemán tiene previsto en sus planes una inversión cercana a los 35.000 millones de euros en movilidad eléctrica, y otros 11.000 millones para proceder a la hibridación de sugama de modelos. El objetivo es vender cerca de 26 millones de coches eléctricos con el horizonte 2030.