+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico de Aragón:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EMPRESAS

La Zaragozana invertirá 100 millones para doblar su cuota de mercado nacional

 

EFE
10/04/2015

El Grupo La Zaragozana pondrá en marcha un plan de inversiones en cuatro años con cien millones de euros que destinará a la nueva fábrica de La Cartuja y a un plan logístico y comercial con el que pretende doblar su cuota de mercado nacional y pasar del dos al cuatro por ciento en ese tiempo.

El director general del grupo, Félix Longás, ha presentado hoy este "ambicioso" plan de expansión, que complementa los 27 millones de euros de inversión realizados en la planta de La Cartuja, donde se trasladará poco a poco la mayor parte de la producción de las trece variedades de cerveza que producen, entre ellas Ambar, la más conocida.

La Zaragozana, "la más pequeña de las seis grandes cerveceras de España" según el director de márquetin del grupo, Enrique Torguet, dispone de dos centros de producción: la fábrica de cerveza situada a caballo entre el nuevo centro de La Cartuja y el original, ubicado en la ciudad desde 1900, y el de Jaraba (Zaragoza), centro de envasado de agua Lunares y de gaseosas y refresco de la marca Konga bajo el paraguas de la empresa Cobecsa, absorbida por el grupo en 2002.

Aproximadamente 50 millones se destinarán a la fase productiva, con actuaciones sobre todo en la planta de La Cartuja, mientras que a Jaraba se destinarán tres millones de euros a partir de 2018, y los otros al plan de divulgación, márquetin y cambio de imagen.

El plan no conllevará un gran incremento de plantilla, debido a que la inversión se destina principalmente a la automatización del proceso, pero Longás confía en que la plantilla pueda pasar de los actual 925 empleados a 1.050 ó 1.100 en cuatro años.

El grupo La Zaragozana, de capital totalmente nacional y que también se dedica a la distribución de productos de gran consumo a través de la empresa Bebinter, alcanzó en 2014 una cifra de negocio cercana a los 155 millones de euros.

Y ha conseguido aumentar en cinco años un 20 por ciento su plantilla, al pasar de 772 a 926 empleados. El año pasado experimentó un aumento del 13 % en producción y facturación.

La Zaragozana elaboró el año pasado 66 millones de litros de cerveza y facturó 70,6 millones de euros, mientras que en los últimos seis años su crecimiento en volumen ha sido del 25 %, a pesar del estancamiento del sector.

La cuota de mercado de las cervezas de La Zaragozana, en especial Ambar, alcanza en Aragón el 50 %.

El crecimiento, según Longás, ha sido posible gracias al lanzamiento de nuevos productos, la mayor presencia nacional de sus marcas y la exportación a más de una veintena de países, entre ellos Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Australia o Japón.

Con trece variedades, es la empresa española con mayor gama, entre ellas Ambar 1900, única de alta fermentación en el país; Ambar Negra, elaborada con caña de azúcar, o Sputnik, aromatizada con vodka.

Fue la primera en fabricar cerveza sin alcohol en España y una de las pioneras en la elaboración de cerveza sin gluten, que en su variedad sin alcohol se convirtió en pionera mundial.

Pero ahora se ha decidido poner en marcha la expansión para lograr el objetivo de producir hasta 200 millones de litros de cerveza al año y conquistar a los consumidores "más exigentes" del mercado nacional con cervezas "de alta calidad", que se logran "aunando el proceso cervecero tradicional con la innovación", según Longás.

Y también pasar del 3,5 por ciento de la producción que se duplica al 7 por ciento, pero "con una cantidad de cerveza fabricada mucho mayor".

Respecto a Bebinter, que en 2014 facturó 93,7 millones, distribuye unas 3.000 referencias de más de 300 proveedores de primeras marcas, como Coca Cola, Domec, Campofrío o La Asturiana y llega a más de 24.000 puntos de venta de hostelería de toda España, la mitad de ellos en Aragón.

Por otro lado, el plan de márquetin pretende incidir en la imagen de independencia, flexibilidad, compromiso y honestidad de una marca que quiere ser no solo una cerveza, sino representar un compromiso con la cultura, la música, el deporte y, en esencia, las gentes de Aragón, ha dicho Torguet.

El plan incluye la renovación de la imagen corporativa, que será plenamente visible en junio, que pretende actualizarla pero resaltando todavía más los puntos clave de la compañía.

En ella se resalta el carácter independiente de la empresa, el año de fundación, 1900, e incluye el sello de garantía del "buen hacer" con la firma del primer maestro cervecero, el alemán Charles Schlaffer.

Incluye un triángulo dorado que representa los tres elementos básicos para la elaboración de la cerveza: agua, malta y lúpulo, o bien a las tres provincias aragonesas.

Finalmente, Torguet ha explicado que la fábrica tradicional de la calle Ramón Berenguer se va a mantener como un centro de "experiencias cerveceras" e innovación y ensayo y donde se van a seguir fabricando las cervezas "más especiales".